22 DE ABRIL, DÍA INTERNACIONAL DE LA MADRE TIERRA

“VERDAD O MENTIRAS DISFRAZADAS” SOBRE EL PANORAMA ALIMENTARIO EN LA TIERRA.

La Asamblea General de las Naciones Unidas en la declaración de Río de 1992, declaró el día 22 de abril, Día Internacional de la Madre Tierra. El ser humano debe admitir una responsabilidad colectiva para recordar que la tierra y sus ecosistemas nos dan la vida y el sustento. La educación con el soporte de los valores universales son la llave para reconocer y aceptar los errores que se están realizando y poder cambiar si hay un deseo y voluntad verdadera.

Para que el ser humano pueda expresar lo que es a través de una posición de consciencia y en total libertad tiene que tener la certeza de “Ser”. Debe reconocerse en total humildad para realizar la labor que tiene encomendada y ser un ejemplo para otras personas.

IMG_20151226_134312

Recolectando nabos en Yosa de Sobremonte. En la actualidad quedan 2 familias en el Pirineo Oscense que mantienen la semilla y el cultivo tradicional.

En la vida nos expresamos con acciones según lo aprendido en la familia, con los amigos, en la escuela y en base a las vivencias que hemos tenido. El lugar donde vivimos, el entorno y la cultura y tradiciones alimentarias nos condicionan y nos predisponen a una forma de ser determinada.

Un ejercicio de humildad y prospección interior es preguntarse a uno mismo si todo aquello que ha aprendido y sirve de soporte a actos y decisiones, está en armonía con la verdad de nuestro ser. Comprender si aquello que vivimos y realizamos está al servicio de la verdad del colectivo. Estar en nuestra verdad es la mayor riqueza de la vida.

Es una responsabilidad que nos corresponde a cada uno saber si estamos en la realidad o en la ficción. La libertad es estar en la verdad, la libertad es la belleza y es más bella que la ficción. Los hombres debemos evolucionar hacía la verdad, solo la verdad nos permite alcanzar el camino a la verdad. La verdad es la evidencia que da la fuerza a los seres humanos.

¿Alguna vez hemos mirado de frente la verdad sobre el Panorama Alimentario?

La realidad es que tenemos miedo de aquello que no podemos ver y solo hace falta mirar al miedo de frente y desaparece.

Es el tiempo donde los seres humanos debemos reconocer la realidad, debemos quitar lo que nos impide ser a cada instante de la vida.

Somos energía y necesitamos la mejor energía para vivir y para “Ser”.

Somos conscientes de la forma en que nos alimentamos, de la manera que nutrimos nuestro cuerpo físico y nuestra mente.

¿Sabemos si elegimos en libertad la energía para expresar las mejores facetas de nosotros?

¿Tenemos presente el modo en que se producen los alimentos en la Tierra?

¿Somos conscientes de lo que significan los reinos de la naturaleza, su equilibrio y armonía en la Tierra?

IMG_20161101_093024

La localidad de La Portellada en Aragón es una de los contados pueblos donde todavía quedan familias que mantienen y cultivan semilla local de garbanzo. Esto significa que todo el garbanzo que se consume es importado.

Nutrir nuestro cuerpo en consciencia, con la verdad, nos permite estar a otro nivel para ver aquello que antes no podíamos reconocer y nos da claves y fuerza para cambiar aquello que no nos gusta ver.

¿Qué posición tomamos cuando elegimos los alimentos?

¿Somos conscientes de la repercusión que tiene nuestras elecciones y acciones sobre los reinos de la Tierra y la repercusión sobre los alimentos?

El mundo actual esta cambiando y deslocalizando los Patrimonios Alimentarios Locales, esta desmantelando la biodiversidad vegetal y animal, favorece la contaminación de los suelos, aguas y aire, propicia la pérdida de las identidades culturales gastronómicas, destruyendo el valor de las culturas agrícolas tradicionales y agrava la pérdida de memoria gustativa, fomentando una crisis de sabores sin precedentes y un empobrecimiento de la diversidad alimentaria con consecuencias imprevisibles.

¿Quién tiene la osadía de juzgar un producto sin haber conocido toda la diversidad y riqueza gastronómica de la Tierra, sin antes haber conocido y probado todo?

¿En base a que criterio puede emitir una opinión?

Solo los hombres hablan con la verdad y hay que empezar a ser claros sobre la realidad que muestra el modelo alimentario actual, que quiere dar una imagen general de algo bien ensamblado y la realidad es bien distinta; se producen alimentos sin reconocer y aceptar lo que significan los reinos de la naturaleza, el retorno que se hace a los productores por su trabajo está fuera de los valores universales, se permite la contaminación de la tierra, el agua y el aire para producir alimentos sin alma, el desplazamiento de algunos cultivos pone en riesgo el equilibrio de las culturas gastronómicas locales, se fomenta la desaparición de algunas especies y variedades locales por otras de mayor producción con las consecuencias que ello puede tener para el hombre y la Tierra, se permite la especulación sin escrúpulos en la producción, en muchos casos somos cómplices y soporte de un consumo insostenible que dificulta la vertebración de zonas rurales con acciones desleales por una competencia sin perjuicios,…

JAVIER MAÑEZ Caspe

Hortelano ecológico en la ciudad de Caspe donde mantiene variedades locales y vende directamente al consumidor.

Estamos asistiendo aun momento nuevo donde la cultura y producción alimentaria debe realizarse en base al respeto de los reinos de la naturaleza y con la consciencia de un beneficio por el colectivo. Esta formula es la clave para buscar la armonía y equilibrio entre los reinos, respetar y salvaguardar las gastronomías locales de la tierra y poner en valor la diversidad vegetal y animal fruto de la acción del hombre a lo largo de cientos y miles de años.

Un nuevo modelo alimentario es posible, construir la alimentación del presente es el mejor regalo que podemos hacernos a nosotros y al colectivo de todos los seres humanos. Cambiando el hábito de comer transformamos el mundo.

La nueva cultura alimentaria pasa por la posición que toma el hombre a través del modelo de producción, transformación y consumo de cualquier alimento, la evolución hacia la verdad en todo lo que hagamos permitirá nutrirnos de una energía de resurrección que animará y fortalecerá nuestras acciones hacia una alimentación más en armonía y equilibrio con la Tierra y con nosotros mismos.

La tierra es nuestra casa, vertebrarla y hacerla que prospere es una necesidad que concierne a todos los seres humanos del planeta y la comida tiene un rol capital en esta labor.

“Cocinando para disfrutar el presente y crear un futuro mejor”

Publicado en CULTURA ALIMENTARIA y etiquetado .

Deja un comentario