IMG_20170711_180621

27 septiembre, DÍA MUNDIAL DEL TURISMO SOSTENIBLE EN EL AÑO INTERNACIONAL DEL TURISMO SOSTENIBLE PARA EL DESARROLLO

TURISMO SOSTENIBLE

En el año 1980, la Asamblea General de la Organización Mundial del Turismo decidió instituir el día 27 septiembre como el dia Mundial del turismo. Este año se da la paradoja que además coincide con el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo por reconocer la importancia capital que tiene el turismo para contribuir al desarrollo de pueblos, regiones y ciudades del mundo.

Ante todas estas efemérides, uno se pregunta: si un territorio puede construir, desarrollar y fomentar el Turismo Sostenible sin tener en cuenta el alimento. Las evidencias son claras, tristemente duras y desgarradoras.

Las palabras sostenibilidad, vertebración y reto demográfico están de moda, se dicen con una ligereza que a uno se le ponen los pelos de escarpia cuando se conocen y se ve en primera persona lo que esta sucediendo en los territorios rurales o urbanos que son destino turístico.

Dentro del turismo hay una amplia oferta de actividades, de diferentes naturaleza que de una forma u otra entretienen y seducen al excursionista y/o turista durante un tiempo determinado. Pero hay una cosa que es clave y que sin importar que actividad se realice o incluso si un día no se práctica actividad alguna. Todos los días tenemos que comer y además en varias ocasiones. Así que, si pensamos hacer Turismo Sostenible y el alimento no se tienen en cuenta, estamos ante una ilusión. Y eso es lo que acontece en nuestro territorio y en la gran mayoría de lugares donde tienen al turismo como motor de desarrollo de la economía y el alimento ha quedado en segundo plano.

Un turismo que no va de la mano del territorio, que no tiene en cuenta a los productores, que no conoce la cultura y gastronomía local, que cuado lo hace es algo efímero y ocasional, que desprestigia el conocimiento agrícola, la diversidad vegetal y animal, etc…es un turismo que atenta contra la integridad de muchos territorios y que sus consecuencias lo pagarán las generaciones futuras.

Ser garantes y mantenedores del Patrimonio Alimentario que se produce, transforma y consume en el lugar de origen es la mayor obra de creación que el ser humano puede hacer por si mismo, los ciudadanos y por el turismo.

La mejor manera del celebrar, practicar y vivir el Día mundial del Turismo y el Año Internacional del Turismo Sostenible es reconocer la cultura alimentaria de cada territorio que se visita, armonizándonos con el consumo de productos locales y edificando la labor de los productores y mantenedores de la diversidad alimentaria.

Vender turismo sostenible, visitando una ciudad Patrimonio de la Humanidad, un Monumento de primer orden, una Galería de arte de prestigio y a la hora de comer llevarse a la boca vegetales procedentes de cientos de kilómetros, frutas de miles de kilómetros, carnes de animales que han nacido en un país, sacrificado en otro y luego vendido en otro, donde la justicia social de muchos productores esta en entredicho, etc… a esta realidad que acontece en la actualidad de forma generalizada se le puede llamar de muchas maneras pero en ningún caso Turismo Sostenible.

La responsabilidad frente a esta cuestión, corresponde a cada uno. Todos tenemos nuestro granito que aportar, salir del acomodo y entrar en acción beneficiará a nosotros, al turismo y al planeta.

Posted in CULTURA ALIMENTARIA and tagged , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image