IMG_3369

8 CLAVES PARA COMPRAR Y CONSERVAR TRUFA NEGRA

COMPRA Y CONSERVACION DE LA TRUFA FRESCA

1º El primer paso es saber a quién compramos, el proveedor nos debe garantizar la calidad de las trufas.

2º La trufa nos indicara el género y temporada para valorar si es correcto lo que tenemos en las manos. Luego atenderemos la selección, tamaño, frescura y maduración de cada ejemplar.

3º Compre trufas que estén irreprochablemente limpias (libres de tierra, y restos orgánicos). En el caso de que compre trufas sin limpiar le recomendamos que con un cepillo de cerdas suaves y con agua fría limpie cada ejemplar a la mayor celeridad posible.

4º Luego, centrifugue las trufas y envuelva cada ejemplar con papel de cocina.

trufa negra de invierno limpia, seleccionada y refrigerada

Trufa negra de invierno limpia, seleccionada y refrigerada

 

trufa negra de invierno sin limpiar, sin seleccionar y sin atender a la temperatura de conservación

Trufa negra de invierno sin limpiar, sin seleccionar y sin atender a la temperatura de conservación

5º Para aumentar el periodo de vida de la trufa y mantener las propiedades organolépticas intactas debemos mantener las trufas en condiciones de temperatura y humedad similares a las del momento de la recolección. Colocaremos las trufas dentro de un recipiente de cristal envueltas en papel secante para absorber la humedad creada por la respiración de las trufas y las mantendremos en el frigorífico a una temperatura de entre 1º a 3º C, con esto conseguimos que descienda la actividad metabólica de la trufa.

6º Las trufas permanecerán en el frigorífico hasta su utilización con el cuidado de que cada día abramos el bote de cristal 2 ó 3 veces y si el papel estuviera muy húmedo cambiarlo por otro. De esta forma conseguimos alargar la vida de ellas en una semana aproximadamente y conservarlas con todas las garantías.

7º No haga acopio exceso de trufas, es recomendable comprar menos cantidad y disfrutar siempre de trufa fresca en temporada.

8º La congelación resulta muy interesante si hemos comprado una importante cantidad de trufa fresca. Las trufas se pueden congelar envueltas en papel film o al vacio. No descongelar las trufas. Cuando hagamos una elaboración o plato de cocina sencillamente rallar la trufa congelada encima del plato y volver al congelador la trufa que nos quede. La trufa congelada se conserva 9-12 meses.

Posted in EL GENERO TUBER and tagged , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *