BOLEA «UN PUEBLO CON SABOR A CEREZAS»

Los días más próximos a San Antonio de Padua, desde el año 2000 se celebra la feria de cerezas de Bolea. En el presente año 2019, será la XX edición.

La cereza siempre tuvo su lugar en Bolea, pues en el pie de monte o somontano el cultivo de frutales gracias a las bondades de la tierra y la protección de las heladas era lugar predilecto para satisfacer de fruta a la población.

Bolea tiene una relación con la cereza que viene de lejos. Lorenzo Urros me cuenta que en su niñez la variedad de cereza local llamada “Usual” era la única que había y se comía con entusiasmo. Recuerda Lorenzo bajar a vender cerezas en una tartana con su abuelo al hoy desparecido Mercado de Huesca.

Cerezas variedad «Usual»

Luego llegó la cereza variedad Napoleón o Garrafal de Monzón, esta variedad fue muy utilizada para confitar, 3-4 décadas atrás se recolectaban 4000 kg y 5000 kg a diario y se las llevaban a las conserveras hasta que el precio dejo de tener valor.

Cerezas variedad «Garrafal de Monzón»

Mas tarde en la década de los 90 se creó la cooperativa de cerezas de Bolea con 108 socios y salia un trailer de cerezas variedad Morro de Vaca cada 2 días para hacer guindas en la industria conservera. Los socios se fueron haciendo mayores y los jóvenes apostaron por variedades comerciales, actualmente se cultivan unas 20 variedades con calibres de hasta de 32 e incluso más. La producción es escalonada para facilitar la recolección y abastecer al mercado durante más tiempo.

La feria de cerezas de Bolea es un buen ejemplo de vertebración y valor añadido del territorio rural.

BIZCOCHO DE ESPELTA CON CEREZAS CONFITADAS

Ingredientes

  • Harina de espelta menor ecológica de Pomar de Cinca, 500 gr.
  • Aceite virgen extra variedad Arbequina de Bolea, 3 dl.
  • Miel de romero de Asque, 300 gr.
  • Levadura royal, 15 gr.
  • Huevos de gallina raza Sobrarbe de Velilla de Cinca, 6 unid.
  • Zumo de naranja, 3 dl.
  • Gaseosas el tigre, 2 unid.
  • Para confitar
  • Cereza variedad Giant Red de Bolea, 500 gr de cerezas deshuesadas.
  • Miel de romero de Asque, 100 gr.
  • Licor de manzanilla de Montmesa, 1 dl.

Cerezas variedad «Gigant Red»

Elaboración

Para confitar las cerezas.

  1. Poner las cerezas sin hueso junto con la miel y el licor en un cazo a fuego suave durante 40-50 minutos en recipiente tapado. Retirar y reservar en un bol de cristal.

Para el bizcocho

  1. Separar las claras de las yemas.
  2. Poner las yemas, el aceite y la miel en un bol. Batir todo bien.
  3. Hacer el zumo, incorporar la gaseosa y verter sobre la mezcla anterior.
  4. Añadir la levadura a la harina, mezclar e incorporar poco a poco sobre la mezcla anterior.
  5. Montar las claras a punto de nieve y verter sobre la masa. Mezclar con espátula y escudillar en una bandeja.
  6. Cocer en horno 10 minutos a 210 º C y luego otros 8-12 minutos a 170 º C.
  7. ¡¡Buen provecho¡¡

Comentario

Estamos frente aun postre que muestra la singularidad de esta tierra. Un postre que tiene en cuenta la sostenibilidad, que apuesta por la diversidad local y que apoya y vertebra el territorio Altoaragonés.

En definitiva un dulce lleno de sabor, textura, olor y consciencia que debería empezar a tomar mayor presencia en las mesas privadas y profesionales para ser cómplices del cambio que todos queremos que se produzca en la sociedad.

Combinación de auténtico lujo, bizcocho de espelta y cerezas de Bolea confitadas.

¡¡Buen provecho¡¡

                                                                                                Cambiando el hábito de comer, cambiamos el mundo.

Publicado en DULCES, PRODUCTOS, TRADICIONES, FIESTAS y etiquetado , , .