buena-5

BORRAJA, PATATAS Y ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA

bghz-1921-12

Planta de borraja.

La borraja es una hortaliza rústica y vivaz que se cría sin grandes cuidados, incluso sin necesidad de sembrarla. Solo el hecho de que caiga simiente en el suelo dará nuevas plantas.

La borraja silvestre está adaptada a unas condiciones menos favorables y tiene una mayor capacidad de soportar el frío y la calor. Los tallos son más cortos y fibrosos pero a la vez más gustosos.

En muchas de las huertas que hoy están abandonadas donde la borraja era una de las hortalizas de consumo habitual y en un pasado fueron despensa y farmacia de muchos hogares, todavía pueden recolectarse borrajas fruto de las semillas y cultivo de las generaciones pasadas.

img_1310

Flor de borraja.

Conviene recordar las excelencias de la borraja; su consumo constituye la mayor fuente de aporte de ácido gamma linolénico en la dieta a la vez que su consumo podría prevenir la aparición de cáncer en general y del cáncer de estómago en particular. Por último destacar que según recientes investigaciones en animales de laboratorio sugieren que el consumo de borraja podría conducir a una mejora en el deterioro cognitivo asociado a la enfermedad de Alzheimer.

¿ Alguien se resiste a todas estas bondades ?

BORRAJA CON PATATAS

Ingredientes

  • Borraja silvestre de Torralvilla, 1 mata..

  • Patata variedad “Agriac” de Torralvilla, 3 patatas.

  • Aceite de oliva virgen extra variedad “Negral” de Bierge, ½ dl.

  • Sal de Naval.

buena-4

Limpiando borrajas en una calle de Torralvilla, Zaragoza. Otoño de 2016.

Elaboración

  1. Pelar, lavar y cortar las patatas. Poner a cocer con sal. Una vez cocida reservar.

  2. Limpiar la borraja, cortar, lavar y cocer al dente, aproximadamente entre 8 y 12 minutos.

  3. Calentar patata y borraja juntos. Escurrir del agua y emplatar. Condimentar con el aceite y la sal.

  4. Comer y disfrutar.

buena-7

Comentario

Plato sencillo de elaborar e interesante desde el punto de vista medicinal y culinario. La borraja confeccionada de esta manera resulta muy gustosa y muestra con rotundidad que sencillez y sabor pueden ir de la mano.

El único defecto si lo tiene este plato es su bajo precio, quizás sea esa la señal de que su consumo sea escaso y resulte poco atractivo para la cocina de muchos hogares y de menús de restaurantes. Si se conjugan los ingredientes con el soporte de tener en cuenta las variedades, lugar y modelo de producción la expresión del plato resultará muy diferente a otros de la misma naturaleza pero con otro criterio y reconocimiento de los ingredientes.

                                                                                      Cambiando el hábito de comer, cambiamos el mundo.

Posted in LA BORRAJA. Mucho más que una hortaliza and tagged .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *