buena 5

CALABAZA AMARILLA DE PANZANO

Francisco Bescós a sus 73 años, mantiene contra viento y marea el huerto en su localidad natal en la partida de las “Huertas de Formiga”. Panzano como tantos otros pueblos rurales repite la misma historia que todavía no ha hecho despertar a la sociedad en su conjunto, huertas abandonadas, campos de cereal que se trabajan el fin de semana, ausencia de niños, familias agrícolas sin relevo generacional,… en definitiva, éxodo rural y abandono de la cultura tradicional identitaria forjada por cientos de años y muchísimas generaciones.

Francisco 22

Prospectando semillas a Francisco Bescós en Panzano.

La semilla de este calabaza amarilla, Francisco la conoce en su casa desde sus abuelos, de toda la vida. Me decía con nostalgia, antes los semilleros se hacían en casa, ahora todo se compra pero no es lo mismo. Esta semilla lleva una información tal como la naturaleza y la mano del hombre consciente le ha dado en su manipulación, esta adaptada al territorio y ofrece unas plantas que no dan problemas de enfermedades, los frutos tienen más sabor, la carne es más dura y de una textura especial, así como una piel fina y sabrosa. Estos calabacines una vez arrancados de la planta mantienen mucho mejor las características organolépticas y de conservación.

Pepino amarillo de Panzano

El nombre de calabaza amarilla se debe al estado en su etapa adulta cuando se puede retirar la semilla para guardar que son calabazas grandes y de color amarillo.

flor macho calabacín

Flor macho de calabaza amarilla. Ideales para rellenar.

REVUELTO DE CALABAZA CON CHORIZO DE LATÓN

Ingredientes

  • Calabaza amarilla de Panzano, 1 pieza.
  • Cebolla babosa de la “Huerta Barbereta” de Huesca, 2 unid.
  • Chorizo de Latón de la Fueva, carniceria Miguel Escuer de Huesca, 1 pieza.
  • Huevos de gallina raza del Sobarbe de Velilla de Cinca, 8 unid.
  • Aceite virgen extra “Verdea, Negral y Alquezarana” de “Aceites Ferrer” de Bierge, 1/2 dl.
  • Sal de Naval.

Elaboración

  1. Lavar el calabacín, cortar a lo largo en cuatro y hacer bastones de 4-5 cm.
  2. Cocer el calabacín al dente, refrescar, escurrir y reservar.
  3. Pelar la cebolla, lavar, cortar en juliana y pochar hasta que resulte tierna.
  4. Cortar el chorizo en trozos y freír en una sartén, reservar.
  5. Juntar la cebolla y calabacín, calentar, incorporar el chorizo y verter los huevos hasta cuajar al gusto.
  6. Servir y comer antes de dejar enfríar.

buena 2

Comentario

Una curiosidad que muy pocos perciben en el paladar es el tipo de agua con la que se riega una huerta. Francisco riega con el agua del rio Formiga, muy cerca de la huerta esta el nacimiento y allí 2 fuentes una dulce y otra salada se juntan a pocos metros para dar una agua que pone la guinda al sabor especial de las hortalizas que cultiva. El agua, la tierra, el conocimiento y la intuición del hombre son la base para ofrecer cosas buenas para todos y para uno mismo.

Este plato combina y ensambla de manera magistral la cebolla, el calabacín, el chorizo y el huevo de mil amores para ofrecer un sabor sublime.

DSCN4452

Latones de la Fueva.

                                                                                   Cambiando el hábito de comer, cambiamos el mundo.

Posted in HORTALIZAS and tagged , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *