IMG_20160830_125339

CELEBRANDO EL DIA MUNDIAL DE LA DIVERSIDAD EN ARAGÓN

22 MAYO DIA INTERNACIONAL DE LA DIVERSIDAD BIOLÓGICA

Si hay un lugar donde poder celebrar la riqueza y diversidad del patrimonio vegetal aragonés, tenemos que acercarnos al Banco de Germoplasma de Especies Hortícolas DE ZARAGOZA (BGHZ) PERTENECIENTE AL Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria DE ARAGÓN (CITA).

No conozco monumento o museo que exprese de forma tan precisa y con tanta claridad la esencia cultural alimentaria de nuestra tierra. La pregunta que todos los ciudadanos nos podríamos y deberíamos hacer es: ¿cómo hemos podido llegar a esta situación?

El total desamparo de la huerta aragonesa es una evidencia y si no fuera por la prospección que ha realizado el BGHZ en los últimos 35 años, estaríamos hablando de la mayor catastrofe sufrida en la historía aragonesa por todas las consecuencias que de ello se deriban. Aunque la verdad, es que a tenor de lo que se ve en la calle parece no imporar demasiado.

Prospectando en el Bajo Cinca

Prospectando en el Bajo Cinca.

El BGHZ es una referencia a nivel Europeo, su labor es encomiable, conserva aproximadamente 17.000 entradas pertenecientes a más de 400 especies, destacan las colecciones de tomate (1.748 muestras), pimiento (1.335), judía (885) lechuga (815), cebolla (534) y pepino (407). De Aragón, se conservan más de 1.800 muestras. Destacan las colecciones de judía (326 muestras), tomate (284) y lechuga (101).

El trabajo que comenzó en el año 1981 debería tomar mayor protagoniso dentro de la sociedad, el BGHZ refleja los desajustes que hay entre la sociedad y el territorio; hábitos de consumo que no guardan relación con la cultura alimentaria de hace unas décadas, papel irrelevante de las variedades locales, desplazamiento de las producciones locales, pérdida de la cultura gastronómica tradicional, todo ello evidencia el olvido generalizado de la memoría gusto-olfativa de nuestra tierra. En definitiva nos da una imagen de las cosas que debemos mejorar si no queremos seguir siendo complices de la pérdida de diversidad y contaminación a gran escala en nuestro territorio.

Prospectando en BInaced

Cristina Mallor prospectando en Binaced.

La ONU declaró el año 2.016 Año Intenacional de la Legumbres y el año 2.017 Año Internacional del Turismo Sostenible. Su objetivo no es otro que el de sensibilizar a la sociedad mundial que el modelo económico y de desarrollo que impera a gran escala tenemos que cambiarlo, que no se puede seguir en la senda de este camino sin retorno si queremos ser garantes de dejar una herencia mejor a las próximas generaciones.

Tengo la fortuna de colaborar con el BGHZ y las evidencias que estoy constatando en el territorio aragonés son dramáticas. Aragón es un ejemplo más de lo que se cuece en otros lugares de España o de Europa. La sociedad moderna se llena la boca con la gastronomía moderna; concursos, talleres clases, cursos, programas de televisión, etc… probablemente nunca en la historía se había dado tanto protagonismo a la cocina como en la actualidad aunque lamento decir que el protagonismo que están teniendo productores y productos está muy lejos de la popularidad de los cocineros mediáticos. Vivimos en una mentira que estamos pagando y pagarán doblemente nuestros hijos, el reino vegetal, el reino mineral y el reino animal sufren como consencuencia de nuestras decisiones. Lo peor de todo es que en muchas situaciones no hay marcha atras y hay cosas que son irrecuperables.

El objetivo es claro, “todo el mundo quiere comer mejor”, pero como vamos a comer mejor si las huertas estan desmanteladas, el oficio hortelano está practicamente extinguido y la producción de variedades locales a quedado reducido a la mínima expresión, etc…..

Prospectando semillas de la berenjena larga de Caspe EMILIO CORTÉS

Prospectando semillas de berenjena en Caspe.

Y con todo esto: ¿Quién dice que hoy se come mejor que antes?, ¿Que hay más sabor en los platos? Hoy tenemos más técnicas, mejores herramientas, mejores infraestructuras, etc… pero en ningun caso sabor y además estamos siendo complices del mayor desastre natural que está haciendo tambalear poniendo en riesgo el mantenimiento del equilibrio en la Tierra.

La diversidad del reino vegertal que había en la huerta aragonesa está en peligro y salvo escasas excepciones no podemos encontrarla en los mercados. Alguien puede explicar como recuperar aspectos de nuestra cultura culinaria y tradiciones gastronómicas si no hay proyectos innovadores y ejemplos claros para mostrar a la sociedad y en especial a los niños la verdadera cultura alimentaria de nuestros antepasados y lo que significa su mantenimiento para ser parte activa de la vertebración de un territorio. Resulta complejo aprender y amar aquello que no ha sido enseñado, olido, comido y vivido en la niñez.

Prospectando en Fortanete

Prospectando semillas de judías de secano para verdeo y secas en Fortanete.

Todo sale de la tierra, aunque venga de aquí al lado o a miles de kilometros. Quien no cuida la Tierra y desprecia la diversidad es un irresponsable.

Nuestros antepasados hacían la labor que hace hoy el BGHZ para evitar la pérdida de biodiversidad, aunque el soporte principal de entonces era asegurarse el alimento. Hoy el BGHZ realiza la labor de prospectar, multiplicar, caracterizar, conservar y compartir semillas para mantener la biodiversidad pero hace falta que la sociedad conozca la diversidad de cultivos hortícolas para que la demanden a los productores.

Nadie puede comprar aquello que no conoce, y el que no conozcamos nuestra cultura alimentaria no nos da la autoridad para decir que no tenemos.

                                                              Cambiando el hábito de comer, cambiamos el mundo.

Posted in CULTURA ALIMENTARIA and tagged , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image