portada 2

GARBANZOS DE TRONCEDO

Esta semilla es el resultado del buen hacer del Señor Ramón Buil Villar. Este agricultor y ganadero de 75 años, amante de la tierra que le vio nacer ha sabido conservar esta semilla heredada de sus padres para satisfacer y mantener la tradición en la familia.

Esta acción muestra la verdadera identidad de un lugar a través de los actos conscientes de los hombres. Ramón Buil Villar, es un verdadero ejemplo de sabiduría y conocimiento del territorio. Los mantenedores de los pueblos, los guardianes de las semillas, los benefactores de las tradiciones están envejeciendo sin relevo generacional a causa de una sociedad moderna intelectual que no ha comprendido la excepcional labor que han realizado durante siglos los hombres en las zonas rurales gracias a su intuición y vivencias personales.

Troncedo RAMÓN BUIL

Ramón Buil

El señor Ramón compartió reflexiones fruto de sus experiencias vividas;  “TODO SALE DE LA TIERRA”, que tiene que vivir la gente para entender que la diversidad de semillas, el cuidado de la tierra, el manejo respetuoso de los animales ofrecen los mejores alimentos para la salud de los hombres y de nuestro entorno. Me hacía saber que hierba y de donde comían sus corderos para ofrecer una carne con mayor sabor. Al unísono me hacía saber el momento de siembra de los garbanzos para garatinzar una mejor cosecha. “Para San Marcos ni nacidos ni en el saco”, del 20 al 25 de abril sembrábamos los garbanzos en la tierra floja de secano o junto a las patatas. Por último Ramón me sobrecogía con la claridad que veía en el desapego del hombre moderno con la tierra y las consecuencias que de ello se derivan por la inconsciencia y falta de reconocimiento a la sabiduría popular.

GARBANZOS DE TRONCEDO CON SOFRITO DE TOMATE ROSA

Ingredientes

  • Garbanzos de Troncedo, 400 gr.
  • Cebolla variedad “Dulce” de la huerta Barbereta de Huesca, 2 unid.
  • Ajo blanco de Pomar de Cinca, 3 dientes.
  • Tomate variedad “Rosa de Bierge” de la huerta Achordiga, 2 unid.
  • Albahaca de la huerta Barbereta de Huesca, 1 ramillete.
  • Aceite virgen extra “Verdeña, Negral y Alquezarana” de Bierge, 1 dl.
  • Sal de Naval.

Elaboración

  1. Poner las garbanzos a remojo la noche anterior con agua caliente.
  2. Al día siguiente cambiar el agua y cocer con un trozo de cebolla y una penca en la olla express 10 minutos.
  3. Retirar del agua de cocción los garbanzos y dejar enfriar.
  4. Limpiar y picar la cebolla en brunoise y poner a rehogar con aceite.
  5. Pelar, lavar y cortar los tomates en cuadros e incorporar a la cebolla.
  6. Pelar el ajo, cortar en brunoise y añadir al sofrito. Sazonar, bajar el fuego y dejar rehogar 30-40 minutos.
  7. Limpiar la albahaca, lavar, escurrir y triturar con un poco de aceite de oliva.
  8. Añadir los garbanzos al sofrito, mezclar y emplatar.
  9. Aliñar con el aceite de albahaca.

plato 2

Comentario

Receta que da pistas sobre las posibilidades de los garbanzos en verano. La mujer de Ramón, Palmira Solanilla me ofrece un repertorio de recetas que eran de uso cotidiano años atrás. Los garbanzos se comían guisados con gallina, con picada de almendras, ajo, perejil y huevo duro. Otra versión con espinacas o con carne de cabra u oveja machorra. En épocas pasadas los garbanzos se comían de manera especial en las fiestas de Troncedo, para la festividad local de San Lorenzo y San Esteban. 

iglesia de San Esteban

Iglesia de San Esteban en Troncedo

Pueden imaginar visitar y/o vivir en pueblos o ciudades y comer la comida que se produce en ellos de forma que guarde equilibrio y respeto por los reinos mineral, vegetal y animal. Una acción que nos hace más humanos y nos conecta con la identidad y esencia de cada lugar de la tierra.

                                                                                               Cambiando el hábito de comer, cambiamos el mundo.

Posted in LEGUMBRES and tagged , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *