buena 4

JUDÍA AMARILLITA DE FORTANETE

Esta semilla fue prospectada en la localidad turolense de Fortanete (1350 m) hace 3 años. En el lugar de origen se siembran en los meses de mayo y junio junto a las patatas. La judía amarillita es una judía de secano, mata baja, ciclo corto, con una floración importante y a la vez productiva.

buena JUDÍA AMARILLA DE FORTANETE semilla

Se consumen solo las vainas frescas que se recolectan cuando cambian de color de verde a amarillo. La vainas tiernas resultan muy carnosas y sabrosas me cuenta Iluminada Tena la donante de la semilla. Las preparan a la plancha o para acompañar guisos por su delicada textura. Las vainas más duras las ensartaban con un hilo y las ponían a secar. En Fortanete a esta operación le llaman “Rosarios de tabillas”.

buena 1

Otra variedad que muestra las delicias que han conformado la alimentación de las generaciones pasadas y que ahora están desaparecidas en los mercados. Esta variedad local nos revelan su papel dentro de la cultura en el territorio.

El verano de 2018 la huerta de Achordiga ha empezado a cultivar esta variedad, donde el comportamiento en campo ha sido satisfactorio y las cualidades organolépticas muy interesantes.

VAINETAS DE FORTANETE ESTOFADAS

Ingredientes

  • Vainas amarillas de Fortanate de Huerta Achordiga de Huesca, 440 gr.

buena 2 - copia

Para el refrito

  • Tomate rosa de Huerta Achordiga de Huesca, 2 unid.
  • Cebolla seca de Huerta Achordiga de Huesca, 2 unid.
  • Aceite virgen extra “Verdea, Negral y Alquezarana” de Bierge, 1/2 dl.
  • Sal de Naval.

Elaboración

  1. Lavar las vainas y reservar.
  2. Pelar la cebolla, rallar y reservar.
  3. Pelar los tomates, retirar las pepitas, cortar en trozos regulares y reservar.
  4. Poner la cebolla a rehogar a fuego suave con aceite. Incorporar las vainas sobre la cebolla y rehogar en la olla tapada durante 5 minutos. Añadir el tomate y rehogar todo el conjunto 5 minutos más. Mojar las hortalizas con un vaso de agua, sazonar y dejar cocer a fuego medio la olla tapada alrededor de 10 minutos más.
  5. Emplatar y servir.

buena 5

Comentario

Julio Alejandro en su obra dedicada al Chilindrón dejo probado sus dotes y maneras de relacionarse con el mundo de la cocina. Por ello he replicado en la receta de hoy la técnica que utilizaba para incorporar la cebolla y al tomate a su insigne receta.

Esta receta es otro ejemplo más de las singularidades del territorio Aragonés. Una bella muestra para todos aquellos que amamos la vida, donde podemos observar y sorprendernos de la diversidad y riqueza del Patrimonio Alimentario de Aragón. Singularidades y diferencias de la gastronomía local que son un verdadero ejemplo de la riqueza del planeta tierra.

Un alimento diferente, lleno de autenticidad, de identidad que ofrece matices singulares tanto de sabor, textura y aromas. En definitiva, hablamos de un alimento local lleno de personalidad en total armonía y equilibrio con el lugar de origen.

                                                                                       Cambiando el hábito de comer, cambiamos el mundo.

Posted in LEGUMBRES and tagged , .

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image