vainas judias

JUDÍA DE LA MANTECA DE CUCALÓN

Maribel, Patricio y Miguel son 3 hermanos de casa Ventura de la localidad de Cucalón en la comarca del Jiloca. Su padre Ventura García Esteban les enseñó el amor a la tierra y su madre Concepción Calvo García la pasión por la cocina. Si habrán aprendido bien la lección que a sus más de 70 años los hermanos Miguel y Patricio no quieren jubilarse y mantienen el huerto como si fueran 2 chavales.

patricio, miguel y

Esta familia es todo un ejemplo de sabiduría, sencillez, amor por la tierra y gusto por las cosas bien hechas. No es casualidad que conserven más de media docena de semillas de legumbres de gran valor patrimonial y gastronómico.

La Judía de la Manteca es una judía para consumo en verde. La vaina es de color blanco, de ahí el nombre de judía de la manteca. El color de la semilla es marrón y da una planta de mata alta. La judía en fresco es tierna, sabrosa y con una textura inédita.

judia de la manteca

JUDÍA DE LA MANTECA CON SOFRITO DE CEBOLLA Y TOMATE

Ingredientes

  • Judía variedad “De la Manteca” de Cucalón, 700gr.
  • Cebolla variedad “Babosa” de la huerta Barbereta de Huesca, 2 unid.
  • Tomate variedad “Cojón del Obispo” de Alcorisa, 4 unid.
  • Aceite virgen extra “Verdeña, Negral y Alquezarana” de Bierge, 1 dl.
  • Sal de Naval.

Elaboración

  1. Limpiar, cortar, lavar y cocer las vainas de judías. Refrescar, escurrir y reservar.
  2. Limpiar, lavar y cortar la cebolla en brunoise. Poner a rehogar en una sartén.
  3. Lavar los tomates y rallar sobre un bol. Incorporar el tomate sobre la cebolla y terminar el sofrito.
  4. Añadir las judías sobre el sofrito, rehogar todo junto unos minutos y poner a punto de sal.
  5. Emplatar y servir.

judias con tomate y cebolla

Comentario

Concepción Calvo preparó esta receta hasta después de tener más de 100 años de vida. Patricio me da esta receta que todavía hoy sigue preparando por sus excelentes atributos gastronómicos. Todo un acierto que merece ser explorado para sumergirse en los auténticos sabores locales, recuperar la identidad alimentaria, satisfacer el paladar y consciencializar la tierra.

ermita de Santa Ana

Ermita de Santa Ana en Cucalón

                                                                                    Cambiando el hábito de comer, cambiamos el mundo.

Posted in LEGUMBRES and tagged , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *