buena 3

JUDÍA TIERNA DEL BOLÍGRAFO DE LLERT

Al oeste del Macizo del Turbón, en el solano del Valle de Bardají, se encuentra a 1000 metros de altitud la localidad de Llert.

En esta localidad, Emilio Ferró me dio a conocer 3 variedades de judías de mata baja, las judías del bolígrafo, las judías cuarentena y las judías blancas. Inmensa fortuna poder prospectar y degustar estas curiosidades del patrimonio alimentario Aragonés.

IMG_7293

Que Emilio solo ponga judías de mata baja obedece a su edad, a sus 83 años ya no está para ir a hacer palos de boj y en los tiempos que corren los guardas forestales tampoco lo ponen fácil para dejar cortar palos en el bosque.

La huerta de Emilio es la única que queda en activo en Llert, regada con agua del barranco “La casa” que brota en las faldas del Turbón pueden imaginar que producir legumbre llena de sabor está asegurado.

foto

Cultiva judías que admiten comer las vainas frescas en verde y los granos secos así como un gran repertorio de hortalizas entre tomates, lechugas, etc….

Hoy he elegido la judía del bolígrafo, una curiosidad tanto por su nombre como por el excelente sabor de las mismas.

JUDÍAS GUISADAS AL ESTILO DE LOS PASTORES

Ingredientes

  • Judía del boligrafo de Llert, 500 gr.
  • Patata de la huerta Barbereta de Huesca, 2 unid.
  • Cebolla valenciana de la huerta Barbereta de Huesca, 1 unid.
  • Tajo bajo o chuletas de de riñonada de cordero, 300 gr.
  • Aceite virgen extra “Verdea, Negral y Alquezarana” de “Aceites Ferrer” de Bierge, 1/2 dl.
  • Escamas de sal de Naval.

Elaboración

  1. Pelar la cebolla, lavar y cortar en brunoise. Poner a rehogar en una cazuela o rondón junto con la carne.
  2. Limpiar las judías y cortar en bastones de 3-4 cm. Incorporar a la cazuela y rehogar unos 5 minutos más. Dejar dorar un poco todo el conjunto y mojar con agua hasta cubrir.
  3. Añadir las patatas cortadas en trozos regulares, sazonar y dejar hervir unos 15- 20 minutos a fuego suave.
  4. Emplatar.

buena 1

Comentario

Esta creación es posible gracias a la energía vital de personas que aman la vida, el matrimonio Adoración Lanau y Emilio Ferró de 78 y 83 años respectivamente me han abrumado con su conocimiento e intuición sobre el mundo hortícola y la gastronomía local. A su edad siguen observando y adaptándose al ritmo de la naturaleza, una vida sencilla y un ejemplo de relación con el territorio que les vio nacer.

pueblo

Llert, al fondo el Macizo del Turbón.

                                                                                  Cambiando el hábito de comer, cambiamos el mundo.

Posted in LEGUMBRES and tagged , .

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image