secas

JUDÍAS ROYAS SIN HILOS DE CASPE

Los Caspolinos puede presumir del acontecimiento histórico del Compromiso de Caspe pero más lo deben hacer del Patrimonio Alimentario que ha alimentado a familias enteras durante siglos. El río Ebro y el trasiego de civilizaciones han dejado un buen número de semillas, sabores y texturas que han hecho las delicias de la sociedad que ha habitado en esta tierra.

En estos momentos la realidad pone sobre la mesa y muestra acontecimientos que apenas unas décadas antes, hubieran parecido impensables que pudieran llegar a suceder. El abandono de las huertas y el descrédito de la labor encomiable que hacen los hortelanos y campesinos esta poniendo la voz de alarma sobre la salvaguarda y mantenimiento del único Patrimonio que se puede comer, “El Patrimonio Alimentario”.

La lista es muy amplia, voy a citar algunas de las cosas que gracias a la labor del Banco de Germoplasma de Especies Hortícolas y Legumbres de Zaragoza están a buen recaudo y que en estos momentos media docena de hortelanos siguen manteniendo algunas de los tesoros de este bello lugar. Bisaltos, espinaca larga, acelga amarilla, col repicoteau, ensalada rizada, ensalada capuchina, tomate de pera o de roma, tomate de colgar, tomate gordo royo, garbanzos, judías royas sin hilos o judía pinta, judías del aumento, judía metrera, bolinches, maíz palometero, melón bolero, melón blanco de invierno, melón de los fraileros, calabaza del conde, berenjena larga, sandía melona, ….

IMG_20170313_173225

Mariano Camón “un guardián de semillas del Bajo Aragón, un ejemplo a imitar”.

La receta de hoy, muestra la grandeza de esas cosas que hasta que uno no las prueba no puede imaginar si eso podía existir. No se puede hacer un plato tan brillante con tan poco. Escasos productos pueden ofrecer tanto placer como la judía roya sin hilos.

Esta variedad admite el consumo en tierno y seco, es de mata alta, se siembra para San Pedro y se recolecta para el Pilar. Una joya que uno no debe dejar de probar.

JUDÍAS ROYAS SIN HILOS

Ingredientes

  • Judías variedad Roya sin hilos de Caspe. 360 gr.
  • Aceite virgen extra “Maestro de Bierge”. 1/2 d/l.
  • Sal de Naval.

Elaboración

  1. Poner a remojo las judías en agua fría, 10-12 horas.
  2. Cambiar el agua y cocer las judías a fuego lento durante 40 minutos aproximadamente.
  3. Cuando están casi cocidas, añadir el aceite y la sal y dejar hervir a fuego lento 5 minutos más.
  4. Emplatar y disfrutar.

plato cocinadas

Comentario

La receta de Emilia Vicente Royo evidencia y de que manera como con dos ingredientes y la sal podemos hacer un plato de auténtico lujo. Esta realidad expresa la sinergia y cultura alimentaria de nuestros antepasados con la tierra y con el reino vegetal.

¿Qué realidad estamos viviendo cuando no somos capaces de poner en valor esta singularidad como otras tantas y nos dejamos adoctrinar por productos mediocres donde el único interés gastronómico es el de la moda culinaria vacía de contenido?

                                                      Cambiando el hábito de comer, cambiamos el mundo.

Posted in LEGUMBRES and tagged .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *