LA ALIMENTACION; RESPONSABILIDAD DE TODOS

Si la situación a los problemas a los que nos enfrenta la vida estuviera en manos de la cantidad o calidad de las profesiones existentes hoy día, ahora deberíamos estar celebrando una enorme fiesta colectiva. Nunca antes había habido tantos profesionales, títulos en las calles y ciudades en el planeta tierra. Lo cierto es que la solución para enfrentar la desconexión del reino humano con los otros reinos es una realidad. La responsabilidad que tenemos cada ser que habitamos el planeta tierra sobre el alimento no es cuestión de qué tipo de profesiones existen o el número de las mismas, es algo más humano, es una cuestión de humildad y consciencia por hacer las cosas en beneficio de uno mismo y del colectivo.

Somos seres excepcionales, maravillosos e irrepetibles. Sí cambiamos la forma de ver las cosas, nuestros límites, nuestros miedos, nuestros monstruos y nuestro ego el prisma será otro y comprobaremos que las cosas pueden ser de otra manera; cambiar es posible. Nuestra lógica, el mental, el inconsciente, nos hace cometer muchos errores cuando vemos las cosas desde un punto de vista personal y no colectivo.  Tenemos que reconocer que en la vida todo se puede dar pero que nosotros somos los verdaderos artífices para diseñar qué queremos construir.

DSCN0888

Partenón de Atenas

Las culturas anteriores se han gestado entorno a la naturaleza y ligadas a la agricultura y a la ganadería. La sociedad y profesiones modernas han dado plantón a esta realidad y construyen un mundo a espaldas de estos dos pilares. La economía, la bolsa, los bancos, los números, los balances, las cuentas de resultados están por encima de los ALIMENTOS.

Es contradictorio, resulta que cuando se ha cerrado un trato, un convenio, un acuerdo profesional se celebra en la mesa con ALIMENTOS. Pero, ¿qué podemos llevar a la mesa que nos satisfaga si estamos perdiendo la identidad sobre LA ALIMENTACION?
La sociedad presente ha convertido a los tomates, lechugas, cereales, frutas, …en un producto más para especular.
¿Es un acto responsable especular con los alimentos?
¿A quién beneficia?
¿Qué consecuencia tiene la especulación alimentaria sobre los reinos de la tierra?

La ALIMENTACION consciente, nos hace más humanos. Perder este baluarte universal es condenar a los reinos al desequilibrio y por consiguiente generar sufrimiento y desorden en el planeta tierra.  Es una verdadera responsabilidad tomar consciencia de la manera que debemos alimentarnos. No todo vale, todo cuanto hacemos tiene sus consecuencias en nosotros y en el planeta que vivimos.

Frente a la ALIMENTACION, no importa si eres: artista, vendedor, magistrado, agricultor, médico, profesor, celador, jardinero, analfabeto, juez, ganadero, somelier, trapecista, zapatero, cocinero, fontanero, constructor, turista, banquero, camarero, político, minero, taxista, herrero, músico, camionero, sacerdote, cantante, y/o Presidente de un gobierno, ….tu papel es igualmente importante por que cada uno tenemos una responsabilidad, la nuestra.
Las cosas grandes, transcendentes e importantes nunca las hace una profesión sola, es una cuestión de responsabilidad y razón colectiva.
Lo que si importa es, si tú reconoces y aceptas tú responsabilidad, lo que te pertenece para contribuir en el mantenimiento de la Cultura Alimentaria y devenir del planeta. Nadie lo va hacer por ti.  Del compromiso de cada uno depende el presente y futuro de la ALIMENTACION LOCAL E UNIVERSAL, no es una cuestión de profesión, moda, gusto, placer, sacrificio, sufrimiento, es un acto de ética y responsabilidad.

???????????????????????????????

Azafrán del Jiloca en Teruel.

Todos comemos a lo largo de nuestra vida y varias veces al día, sería un acto de sensatez, saber de qué forma contribuimos a que la Cultura Alimentaria permanezca viva y sea la mejor herencia para las generaciones futuras. Las cosas están ahora de esta manera, por no hacer lo que deberíamos haber hecho antes, estamos a tiempo. Por que no hacerlo. No perdemos nada por intentarlo y sí tenemos mucho que ganar nosotros y el planeta.
Cada ser humano debe revelar su responsabilidad frente a la Cultura Alimentaria y ser un ejemplo para los que le rodean, contribuir a que otra persona tome consciencia de lo que significa cambiar para que cambie la situación actual, es una victoria personal y un regalo para el planeta.
Todos los seres humanos a la vez que consumidores debemos reconocer y edificar el brillante trabajo que desempeñan los productores conscientes por contribuir a mantener un modelo de ALIMENTACION que busca el equilibrio de los reinos en la tierra.

segando manzanilla

Segando Manzanilla de Montmesa en Huesca

Empieza a tomarte en serio el panorama de la alimentación, no permitas dejarte adormecer por personas irresponsables o con falta de valores, el momento de cambiar esta ola de inconsciencia es ahora.

¿Has pensado que vas a hacer tú, para cambiar esto?

Bibliografía consultada.

– Tratado de Telurología. D.Didier. Ediciones Parientes, 2002.

– La Nutrición Sensorial. Didier Delrieux & Abigaelle Lacombe Didier. Ediciones Maison Dunoyer, 2012.