BUENA 12 blog

PELLA DE CUARESMA DE LA HOYA DE HUESCA CON ANGUILA

Estamos en tiempo de Cuaresma, periodo de ayuno y penitencia en memoria de los cuarenta días que ayunó Jesús en el desierto. Si queremos emparentar este momento litúrgico con la cocina seguro nos viene a la cabeza los famosos buñuelos de Cuaresma. Quizás los buñuelos son una de las elaboraciones típicas de estos días en gran parte de la Península pero en Huesca hay una curiosidad más, la Pella de Cuaresma. Su consumo ha quedado reducido a unos pocos paladares pero hasta no hace mucho era plato habitual los viernes antes de la Semana Santa.

BUENA 2

Pellas de Cuaresma para recolectar.

Es una responsabilidad proteger esta hortaliza, atesora un buen número de particularidades que la hacen diferente a todas las demás coliflores. Lo primero que llama la atención es su inédito sabor suave, casi dulce, muy alejado de los sabores y aromas azufrados de las demás coliflores. Ello resulta muy interesante para los niños y no tan niños. Desde el punto de vista del manejo, es una planta rústica, de ciclo largo (7-8 meses) en campo que soporta muy bien los rigores del frío. La pella se forma en el último mes de vida de la planta cuando la estación del invierno quiere decirnos adiós por lo que está muy protegida y consecuencia de ello todas las pellas salen a flote.

Este año que la Semana Santa se celebrá bien entrado el mes de abril, ya no quedan Pellas de Cuaresma en el vivero Barbereta de Huesca. Si todavía no han probado esta esquisitez y verdadero manjar de la huerta Oscense deberán hacer su pedido para el año que viene para no quedarse sin ella.

pella subida

Pella de Cuaresma subida, preparandose para sacar la flor,

PELLA DE CUARESMA CON ANGUILA

Ingredientes

  • Pella de cuaresma del vivero Barbereta de Huesca, 1 pieza.

  • Anguila del delta de Ebro, 400 gr.

  • Harina de trigo Aragón 03 de Leciñena, 1 cucharada.

  • Dientes de ajo de la Cooperativa la Sazón de Sariñena, 3 dientes.

  • Aceite virgen extra variedad “Verdeña” de Bierge, ½ dl.

  • Sal de Naval.

Elaboración

  1. Limpiar la coliflor y cocer en agua hirviendo sazonada. Cocer al dente para evitar que se deshaga, refrescar en agua fría y escurrir.

  2. Limpiar las anguilas, cortar en rodajas de 1 cm y reservar.

  3. Pelar los ajos y dorar en la sartén, incorporar la anguila enharinada y dorar todo junto. Retirar a un plato.

  4. En la misma sartén saltear la pella y añadir la anguila.

  5. Emplatar y servir.

¡Buen provecho¡

blog

Comentario

El plato de hoy puede simbolizar y rememorar tiempos pasados, donde la Pella de Cuaresma y la anguila eran productos habituales en la comarca de la Hoya de Huesca.

El sabor suave y mantecoso de la pella junto a la textura gelatinosa de la anguila ofrecen una elaboración que uno no debe perderse.

Es una responsabilidad y una posición que cada ser humano debe tomar para  contribuir a mantener el reino vegetal con la biodiversidad de semillas, asi como cuidar y proteger el reino mineral para dejar un futuro lleno de sabores en la mesa a las generaciones futuras.

                                                           Cambiando el hábito de comer, cambiamos el mundo.

Posted in HORTALIZAS and tagged , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *