1

POLLO AL CHILINDRÓN SIN PIMIENTOS CHILINDRONES DE CALAMOCHA

Y no le falta razón al Maestro Darío Vidal cuando escribe y describe en su libro “Flor de cardo azul” que una de las siete excelencias de la gastronomía tradicional de Teruel son; Los chilindrones. En el resto del territorio Aragonés gozan de buena fama pero si alguien se atreve a emular la formula y el modo que describe el Maestro Alcañizano entenderán de que estoy hablando.

Las hortalizas en este guiso prescinden de cuchillo y se preparan ralladas y el chilindrón se elabora tal como se describe en la receta, (en esta ocasión he prescindido del vino blanco y he utilizado vermut casero).

El chilindrón es un modo, una manera de cocinar y su nombre se debe al que guisa utilizando pimientos chilindrones criados en Calamocha.

Lamento decirles que los chilindrones, es otra de esas semillas a las que le hemos perdido la pista, otra desgracia más de tantas que han acaecido en las huertas aragonesas por el ridículo de unos a proteger lo nuestro y por la mofa y estupidez de otros de no saber valorar el patrimonio alimentario local.

3

POLLO DE CORRAL AL MODO CHILINDRÓN

Ingredientes

 

Elaboración

  1. Cortar el pollo en piezas regulares y salpimentar. Dorar en un rondón con aceite de oliva.

  2. Pelar, lavar y rallar por separado la cebolla, el pimiento verde y el tomate.

  3. Añadir el chilindrón al pollo por este orden, ajos laminados, la cebolla y pimiento verde y saltear. Incorporar luego el tomate y rehogar unos minutos más.

  4. Mojar el pollo con el vermut, incorporar un pimiento rallado y tapar el rondón. Dejar reducir y añadir medio vaso de agua hirviendo si es necesario.

  5. Los otros pimientos asar en horno y utilizar después para decorar y guarnecer el pollo.

  6. Cocer a fuego suave por espacio de 80- 90 minutos.

  7. Sacar el pollo a una bandeja y pasar la salsa por un colador fino. Ligar la salsa y poner a punto de sazonamiento.

  8. Emplatar el pollo, guarnecer con una tira de pimiento rojo y salsear.

2

Comentario

El pollo y las hortalizas utilizados en la elaboración hacen justicia a nuestra tierra. La receta hace honor a una de las elaboraciones con mas glamour y raza de la gastronomía tradicional aragonesa. Pero el pimiento que da nombre al guiso resulta hoy imposible localizarlo. Me tengo que conformar con el testimonio del Maestro Darío y me temo que salvo sopresa mayúscula nunca podremos volver a oler y gustar los auténticos pimientos chilindrones de Calamocha.

¡¡Descansen en paz¡¡

                                              Cambiando el hábito de comer, cambiamos el mundo.

Posted in CARNES and tagged , , .

2 Comments

  1. Me gusta la gentr que defiende ls biodiversidad patrimonio de todos, y legado del buen hacer de nuestros antepadados … sigue ismael eres una referencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *