18 JUNIO 2022 “DÍA DE LA GASTRONOMÍA SOSTENIBLE”

18 JUNIO 2022 “DÍA DE LA GASTRONOMÍA SOSTENIBLE”

Para comprender la verdadera dimensión que la Gastronomía Sostenible tiene en la vida del planeta, hace falta saber primero cuál es el camino, el sendero o la vía a seguir para conquistar esta evidencia que nos incumbe a todos los seres humanos por igual. Hasta ahora solo hemos vivido y hemos visto caminos interesados, que no han ayudado a saber y mostrar dónde está el equilibrio entre la gastronomía y el planeta.  

Conciencia, humildad y pensamiento en las próximas generaciones nos pueden dar una idea de donde verdaderamente empieza una receta.

Para crear un plato a la altura de las necesidades actuales, debe estar lleno de humildad y de conciencia en primer lugar. Luego hablaremos de los ingredientes, pero antes hay que consciencializar lo que la vida, la naturaleza y el conjunto del planeta a puesto a nuestro servicio y lo que los seres humanos sabemos sacar de ello. Tratar de seguir disfrazándonos de lo que no es verdad, no va a permitir avanzar en la búsqueda del equilibrio entre el alimento y la Tierra.

 Si estamos en el camino de la consciencia podemos encontrar soluciones, si priorizamos el interés colectivo por delante del individual el objetivo será fácilmente alcanzable, si comprendemos que somos una parte del todo, nuestras elecciones permitirán avanzar en la conquista de un futuro sostenible. Es entonces cuando la Gastronomía Sostenible se convertirá en ese bien universal, que debe estar al alcance de cualquier individuo en cualquier rincón del mundo.

 Es tiempo de poner la verdadera energía del colectivo. Hace falta comunicar, aprender del tiempo malgastado, buscar el intercambio de pensamientos para construir bases sólidas donde la finalidad sea el beneficio e interés general del conjunto de la humanidad y del planeta que nos acoge.

Una reflexión profunda es saber si el modelo de vida que sea vivido en las últimas décadas era real. Evidentemente no lo era, y el coste de ese desorden lo estamos pagando ahora.

Hace falta cambiar el modelo actual de vida, el alimento es una llave maestra para consciencializar nuestro tiempo. Así mismo cada ser humano a la medida de las tomas de conciencia que realiza tiene acceso a saber el código para acceder a como reconocer la Gastronomía Sostenible.

La Tierra nos precede a todos y es el futuro de todos.

Las normas instauradas en como debíamos alimentarnos deben dar un giro importante; comer carne a diario es una conducta que tiene graves consecuencias para la salud tanto de las personas como del planeta. Romper la estacionalidad en contra de la naturaleza, donde nos han hecho creer que se puede comer de todo en cualquier parte del mundo es un coste que la Tierra no puede ni debe seguir asumiendo. Seguir siendo cómplices del flujo de alimentos que viajan de un lugar a otro del planeta solo para generar ingresos a unos pocos, mientras que la contaminación la vamos a padecer todos, es una evidencia que la globalización gastronómica tiene los días contados.

Hace falta comprender esta nueva realidad, donde la Gastronomía Sostenible sea un Objetivo Universal y no la marca de unos pocos interesados. La Gastronomía Sostenible debe ser un valor moral, espiritual, universal, un acto de fe en toda regla y debe poder estar al alcance y el disfrute de todo el mundo; en hogares, en hospitales, en colegios, en establecimientos de hostelería, en la educación, etc.,… Cada gesto, cada acción, en divulgar y en contribuir que la Gastronomía Sostenible es un bien a cuidar, salvaguardar y dejar en herencia, es una piedra para la construcción de la verdadera Gastronomía Sostenible.

Vivir la Gastronomía Sostenible por dentro, ayuda a transformar lo que nos rodea, es un acto de Fe, esa que habita en nosotros, la que penetra dentro de nuestro interior y expulsa las dudas, los miedos y los acomodos.

Distintos aspectos van a transformarse para lograr esta finalidad:

  • La innovación en el campo de la agricultura va a ser un tema capital en los próximos años.
  • La recuperación de la biodiversidad para una mejor adaptación a las condiciones climatológicas.
  • La vuelta del cultivo de tierras fértiles para generar alimento a personas y no a producir alimento para animales y luego especular con la carne.
  • Un mejor uso del agua, a través de estudios de innovación en la gestión.
  • Mayor investigación en el uso envases y embalajes alimentarios.
  • Un estudio en profundidad sobre las cocinas tradicionales, su entorno y la relación con la salud y las alteraciones sobrevenidas por los cambios de hábitos alimentarios.
  • El fomento de economías circulares, donde aspectos como el reciclaje, lo local y la producción diversificada serán las bases y logros de la Gastronomía Sostenible.

El ser humano debe empezar a reconocer las diferentes expresiones de la Creación. La expresión de cada continente, de la realidad profunda de lo que expresa, de las diferencias y de lo que tenemos en común, es la grandeza de la que ha sido dotado el planeta Tierra.

La sencillez, la verdad, la inteligencia de integrar y de aplicar que no hace falta buscar palabras complicadas para aplicar la verdad de la Gastronomía Sostenible en libertad y en fraternidad.

El pensamiento único e interesado es el drama de este mundo y que trata de  imponerse cada vez más, la negación de la realidad. Así está ocurriendo con la cocina, homologar tendencias en base a intereses individuales que ponen en jaque la agricultura y la ganadería, la estacionalidad de los alimentos, la deslocalización de las producciones, la pérdida de biodiversidad, etc,.. para acabarnos diciendo que hoy se come mejor que hace un siglo y que el sabor de los alimentos es muy superior. Una falacia más de los intereses privados, donde lo único real es la homologación y el alineamiento de la producción de alimentos en detrimento de las culturas gastronómicas locales en todo el planeta.

La naturaleza es muy sabia, el diseño como fue conceptualizada nos muestra de manera sutil, que el beneficio individual solo vamos a poder comprenderlo si estamos en una consciencia de la globalidad colectiva.

Un mantra a reproducir y compartir a los cuatro vientos para que la transformación empiece ya; “Capacidad de cada individuo en elegir de forma libre lo más sostenible para el planeta y para él”. Si hay una masa crítica libre, con un objetivo y finalidad bien definida, no hay medio de comunicación comprado, empresa corrupta, cocinero mediático sobornado, etc,… que pueda vender un discurso que no lo quiere comprar nadie. La economía tiene que estar al servicio de los valores humanos, de la evolución de la vida y de la Gastronomía Sostenible.

Una inteligente manera de cuidar el planeta, empieza en la mesa.

Un nuevo ciclo económico con el fin de la era de la globalización va a tomar cada vez más fuerza en el planeta. La vida está ahora más que nunca impactada por todos los acontecimientos que se dan en el planeta. El cambio climático es consecuencia de un buen número de errores hechos por el interés de unos seres humanos egoístas y materialistas. La vuelta a la identidad de las cosas, a la singularidad, a la riqueza de lo diferente, comprendiendo que lo distinto no es una muestra de algo mejor sino una expresión de la grandeza del planeta tierra en cada rincón.

La Creación precede a todo y será el futuro de todo. El tiempo cambia para experimentar, pero la tierra y los actores son los mismos. Las apariencias deben de cesar y la verdad tomar el lugar que nunca debió dejar para comprender donde estamos.

La Gastronomía Sostenible es un bien colectivo, es un arte social, popular y tradicional que debe ser vivido a cada instante, en cada rincón del planeta como muestra de la diversidad y complementariedad de la Tierra para disfrute de cada individuo.

Judía Garbancera de Trasobares (Zaragoza) con cardo rojo de Tarazona (Zaragoza). Un humilde ejemplo de como cocinar en armonia con la diversidad de la Tierra y las culturas gastronómicas locales.

     Cambiando el hábito de comer, cambiamos el mundo.

 

 

Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.

Translate »