CAMBIAR PARA NUTRIR EL PLANETA

CAMBIAR PARA NUTRIR EL PLANETA

DIA MUNDIAL DE LA ALIMENTACION 2016

Desde el año 1979 la Organización de la Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) celebra cada 16 de octubre el día Mundial de la Alimentación.

Así mismo otros colectivos organizan actividades para reivindicar una alimentación sostenible, universal, donde todo el colectivo de los seres humanos tengan acceso a ella, donde la comida sea un elemento de unión y de fraternización entre los pueblos y naciones que hay en el planeta tierra para alcanzar la felicidad de todos ellos.

La sociedad de forma generalizada no puede seguir mirando para otro lado. Cada uno tiene su parte de responsabilidad, es una decisión personal e íntima, pero las cosas no cambian si uno mismo no decide cambiar. Abrirse a un nuevo tiempo y vivir en tiempo presente es comprender que en pleno siglo XXI no es admisible que siga habiendo hambre, que haya pueblos donde el acceso a la comida es limitado, que el reino mineral siga sufriendo acciones irresponsables que pagaremos todos, que el reino vegetal y su biodiversidad este sometido a grandes presiones por interés privados que también a medio plazo pagará todo el colectivo de los hombres. Cuando el reino animal sufre y parece ser que no hay indicios de limitar o acabar con este horror las consecuencias son gravísimas en el ser humano. Esta realidad, la ha construido el ser humano, toca empezar a cambiar para devolver la armonía en el planeta y encontrar la felicidad del colectivo de los seres humanos.

La vida es orden, sentir que cada momento en el planeta tierra es irrepetible es vivir en tiempo presente, los acontecimientos suceden con tanta velocidad que la vida parece correr a cada instante.

En las últimas décadas parece haber una sensibilización mayor por elevar la conciencia del colectivo de los seres humanos para hacer frente al hambre, la pobreza, la malnutrición, los monocultivos, la deslocalización de productos, la contaminación del reino mineral, la explotación del reino vegetal y el maltrato al reino animal. Frente a todo ello parece que otra parte del reino humano no desea salir de su acomodo y es cómplice de una situación que se esta alargando en el tiempo.

La calidad de la vida y de la salud viene marcada por nuestra cultura alimentaria, en las últimos décadas ha habido un empobrecimiento de la cultura alimentaría de forma global y con ello una merma considerable del Patrimonio Alimentario del planeta Tierra.

Parece desconcertante ver como en la era de la tecnología sigue habiendo personas que no tienen nada que llevar a su boca y otras muchas mueren de hambre mientras otras son multimillonarias o tienen tanto poder que con una sola decisión podrían revertir esta situación. Es evidente que los valores y leyes universales ( Consciencia, Amor, Fe, …) deben volver a ser la verdadera expresión del ser humano para encontrar el sentido de la vida.

El ser humano tiene la fuerza, el coraje y la capacidad de decisión para cambiar, si seguimos haciendo lo mismo las cosas no van a deparar grandes alegrías. Reconocer y aceptar un cambio del modelo de alimentación es la base para cambiar el planeta desde uno mismo y ser un ejemplo para el colectivo de los seres humanos.

pidima El paso a cambiar es una decisión, el salto es el primer paso para el cambio.

Podemos celebrar año tras año el día mundial de la alimentación y la festividad que se nos antoje, pero mientras no pasemos a la acción seguiremos siendo cómplices de todos los desordenes que vemos en el trascurrir diario en diferentes puntos del planeta. Habrá personas que se lo tomen a risa pero el concepto TRAMA, es muy claro y algo que debe conocer todo el mundo. Todo cuanto vemos y lo que no vemos en el planeta que vivimos esta ligado, unido y vinculado a todo, no hay nada que este desvinculado, alejado y que forme parte de otro puzzle.

Cada ser humano es una pequeña parte del puzzle del planeta, cada uno tiene una labor, ni mejor ni peor, la que realmente le corresponde. Estar en nuestra identidad, comprender y aceptar la energía que expresa cada lugar de la tierra es abrirnos a armonizarnos con ese lugar y con cada territorio del planeta tierra. Reconocer que incidencia tiene la energía de un lugar sobre los alimentos y sobre la alimentación es vivir la vida en tiempo presente.

Bendita reflexión si cada ser humano reconoce las consecuencias que tiene cada acción en torno al modelo de alimentación que vive sobre el planeta, sobre nosotros como reino humano y consciencia de la tierra y sobre los demás reinos, (mineral, vegetal y animal). Si además luego es capaz de aceptar que cosas debe cambiar para mejorar las cosas en el planeta y beneficiar al colectivo demuestra un acto de humildad, fraternal y de ascesis.

Es simple y sencillo encontrar la fórmula para cambiar esta situación, aceptar que las cosas pueden ser de otro modo. El paso más grande que debe realizar el hombre es el de volver a religarse con la tierra. El ser humano forma parte del planeta, a través de sus acciones y reconocimiento que hace de él, puede nutrir la tierra que habita y armonizarse con los demás reinos. Cada reino tiene un papel y expresa cosas diferentes, pero todos ellos son igual de necesarios para la armonía en el planeta.

La nutrición en consciencia, puede ser la forma más responsable de reconocer la tierra, seguro hay otras modelos de reconocer la tierra y sus energías pero si lo hacemos a través de la comida resulta más sencillo por que lo hacemos 3 o más veces al día y durante toda nuestra vida.

Medita con que soporte miramos la comida y con que criterio alimentamos nuestro estómago y espíritu para cambiar y hallarás la respuesta.

No Comments

Post A Comment
Translate »