CEBOLLA BLANCA BABOSA DE HUESCA

CEBOLLA BLANCA BABOSA DE HUESCA

Esta variedad tradicional de cebolla se ha cultivado durante generaciones en la huerta de la capital Oscense y en un buen número de poblaciones del Altoaragón. Merecería una reflexión y análisis tener en cuenta la cantidad y variedad de cebollas que hubo unas décadas atrás y observar la celeridad con la que se ha producido una erosión genética tan grave sobre el patrimonio hortícola local.

La realidad y desamparo muestra con dureza la situación a la que ha llegado esta singular variedad donde el cultivo y consumo es minoritario. Así mismo llama la atención la escasa admiración que ha despertado esta cebolla en las cocinas profesionales cuando tiempos atrás era la única cebolla que se comía fresca en las cocinas domésticas durante la temporada de invierno, una cualidad que no debería pasarse por alto.

Andrés Pintado, hortelano de la huerta de Salas en Huesca. Cebollas descoronadas preparadas para poner en la tierra.

Algún dato bibliográfico

Pascual Madoz, escribe sobre la capital Oscense en el “Diccionario Geográfico Estadístico Histórico de España y sus Posesiones de Ultramar; [Judías, habas y otras legumbres. Hortalizas de toda clase, especialmente de ajos y cebollas. Otras localidades que nombra por el cultivo de cebolla son Alcalá del Obispo y Castiello de Jaca.]
El insigne hortelano Oscense Daniel Calasanz, nos deja en su “Manual del Hortelano; […La cebolla babosa se le corta la corona para que brote mejor y se coloca a 25 cm. cada una, cubriéndola muy poco. Ya dice el refrán: “La cebolla al mundo, el ajo al profundo”]
Miguel Carravedo y Cristina Mallor en la publicación “Variedades Autóctonas de cebollas españolas” hacen un trabajo y estudio sobre la diversidad de esta hortaliza, así como una descriptiva de las variedades de cebolla multiplicadas y caracterizadas por el Banco de Germoplasma de Hortícolas de Zaragoza. De todas ellas, señalo las cebollas Altoaragonesas citadas en la obra; [Cebolla Del Terreno Blanca De Ainsa, Cebolla Del Terreno Marrón De Ainsa, Cebolla Del Terreno Marrón De Ainsa, Cebolla Babosa Temprana De Barbastro, Cebolla Del País De Barbastro, Cebolla Blanca Babosa De Huesca, Cebolla Del País De La Puebla de Roda y la Cebolla De Torres Blanca, Cebolla De Torres Marrón y Cebolla De Torres Morada De Torres De Alcanadre]

Una muestra de la labor que conlleva el cultivo de esta cebolla para obtener este alimento.

Semilla de cebolla blanca babosa.

Cebollino de cebolla blanca babosa listo para transplantar al campo.

Cebollas recolectadas en verano para guardar y sembrar en torno la primera quincena de septiembre.

Cebollas puestas en el campo para iniciar el proceso los primeros días de septiembre.

Cebollas que ya han enraizado y han empezado a sacar los primeros brotes, mes de octubre.

Cebollas en etapa final de ciclo, aporcadas con tierra para blanquear el tallo, mes de noviembre.

Cebolla blanca babosa recien recolectadas. La temporada se extiende desde las Navidades hasta San Jorge.

Hay un trabajo pendiente de innovación y estudio sobre esta variedad de cebolla para mostrar entre el mundo profesional y sociedad local las bondades de esta singular cebolla. Son muchas las posibilidades y alegrías que puede dar dentro de la cocina y como motor turístico en el territorio. La situación actual evidencia una necesidad de cambio, la cebolla blanca babosa reúne todas las condiciones por su singularidad y potencial para fortalecer y recuperar el cultivo, fomentar el consumo y mejorar la cultura gastronómica en torno a ella.

Quizá sea este el momento de dar el impulso y valor a esta singular cebolla. Aquí una muestra del uso de esta variedad tradicional en la cocina popular.

TORTILLA DE COLAS DE CEBOLLA BLANCA BABOSA
Ingredientes
• Cebolla variedad “Blanca babosa” de Huesca, 1 manojo.
• Huevos de gallina Raza del Sobrarbe de Velilla de Cinca, 8 unid.
• Aceite virgen extra “Verdea, Negral y Alquezrana” de Bierge, 1 dl.
• Sal de Naval.
Elaboración
1. Limpiar y lavar las cebollas, separar los bulbos de las colas. Reservar los bulbos para otras elaboraciones y cortar en rodajas finas las colas.
2. Poner en una sartén el aceite y las colas de cebolla, rehogar durante unos minutos.
3. Batir los huevos, añadir sobre ellos las colas de cebolla rehogadas, sazonar y mezclar.
4. Hacer las tortillas.
5. ¡¡Buen provecho¡¡Tortilla de colas de cebolla.

Comentario
La diversidad de tortillas que hay en la cocina popular es muy grande y quizás estemos ante una de las versiones más singulares e interesantes desde el punto de vista del aprovechamiento, del sabor que ofrece y de lo que sorprende a quien la prueba.
De la cebolla blanca babosa se aprovechaba todo y este es el mejor ejemplo y una de las elaboraciones donde se saca todo el jugo a las colas verdes.

                                       Cambiando el hábito de comer, cambiamos el mundo.

Sin comentarios

Publicar un comentario
Translate »