DÍA MUNDIAL DE LA ALIMENTACIÓN 2021

DÍA MUNDIAL DE LA ALIMENTACIÓN 2021

La cocina es bella, si lo son los ingredientes que la representan. El día de la alimentación mundial será la mayor fiesta a celebrar cuando exprese la identidad de las culturas locales estando en armonía con el planeta y colme de felicidad en la mesa a todos los seres humanos sin distinción de color de piel, de posición social y de creencia religiosa.

Apuntaba Brillant-Savarín en su tercer aforismo de su obra “Fisiología del gusto” -el destino de las naciones depende del modo en que se nutren-. Con gran acierto pronosticaba, tanto las naciones que se nutren mal como las que pasan hambre, quedan en manos de un destino incierto.

Señalaba Darío Vidal en su discurso de ingreso en la Academia Aragonesa de Gastronomía “Defensa de la Gastronomía como testimonio de identidad cultural”; [Así pues, cabe entender que me preocupe del desarraigo al que conduce la falta de mimo que se pone en la educación del paladar de nuestros niños, que si me permiten la ironía se hacen apátridas y objetores desde el momento en que traspasan la puerta del jardín de infancia y se les abandona a los insípidos menús de una empresa de “catering” que pueden ser de cualquier parte porque no son de ninguna.] Con total vehemencia ponía el foco hace cerca de tres décadas sobre la rotura de ese cordón umbilical que tanto bien hizo durante generaciones; alimento – familia – cultura – salud.

El sociólogo Zygmunt Bauman en la obra “Vidas desperdiciadas” enfoca sobre aspectos de la vida moderna en el mundo que todos compartimos y habitamos;  [Mientras que el progreso tecnológico ofrece (a un precio cada vez más alto, desde luego) nuevos medios de supervivencia en hábitats previamente estimados no aptos para el asentamiento humano, erosiona asimismo la capacidad de muchos hábitats de sostener las poblaciones que solían albergar y alimentar con anterioridad.] ….. [Con frecuencia, en realidad de manera rutinaria, de la gente tildada de -superflua- se habla como de un problema esencialmente financiero. Ha de ser –provista-, es decir, alimentada, calzada y cobijada. No sobreviviría por sí misma, carece de –medios de subsistencia- (entiéndase sobre todo subsistencia biológica, lo contrario de muerte por malnutrición o frío).] Trabajo que invita a reflexionar sobre el progreso y la modernidad, donde el alimento y su vulnerabilidad entre otras cosas, están encima de la mesa.

Cada año, el 16 de octubre con motivo del aniversario de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) se celebra el día Mundial de la Alimentación. La FAO este día tiene como objetivo promover la alimentación saludable y erradicar el hambre en el mundo para el 2030.

El día Mundial de la alimentación debemos dedicarlo a edificar, poner en valor y dar las gracias a todos aquellos que viven de una agricultura sostenible, a los colectivos que apoyan y promocionan los campesinos locales y a todas las mujeres y hombres que compran y con su gesto son corresponsables de esta bella acción.

Es evidente que el alimento y el aire que respiramos son dos bienes universales; mientas el aire campa a sus anchas, de momento, el alimento y la cultura alimentaria cada día está más globalizada, alineada y manejada por el poder. Graso error, que de no poner consciencia y buscar el equilibrio la especie humana, la situación ira en detrimento de la biodiversidad y la complementariedad que la naturaleza ha dado por igual a todos los seres humanos en cada rincón del planeta.

El futuro de la alimentación depende del presente que estamos construyendo, por ello la educación, la cultura alimentaria y el acto de la comida debe ser cuidado hasta el más íntimo detalle.

Prospectando semillas, aprendiendo recetas y descubriendo la cultura alimetaria local. Una clase magistral de alimentación y sostenibilidad. Llert (Huesca).

La memoria del planeta Tierra, está hablando a todo el mundo y los seres humanos estamos a por uvas, o en el mejor de los casos imbuidos en todas esas reglas creadas para mantenernos ocupados y obedientes pero que nos alejan de la verdad sagrada, aquella que nos muestra la relación, el vínculo, la conexión y la responsabilidad que tiene el ser humano con la Tierra.

Conquistar acabar con el hambre y disfrutar de una alimentación saludable pasa por un cambio social a gran escala, poder acceder a todo ello, es un reto y responsabilidad moral, toda cuanto pasa y transciende en el planeta que habitamos se guardan en la memoria del planeta y todavía seguimos cayendo en la misma falta, “poder, egoísmo y materialismo”. Tres palabras que evidencian la parte más oscura del ser humano y deberían estudiarse en las escuelas y universidades para poder comprender que son las cualidades bellas del ser humano; fraternidad, amor y consciencia las que nos pueden sacar de esta trampa.

Cada ser humano puede expresar una solución a las dificultades que nos confronta la vida, pero dice mucho de la cualidad moral de la especie humana que en pleno siglo XXI todavía mueran personas de hambre y que el modo en que se alimenta la sociedad sea cada vez menos saludable con el propio ser humano y con el planeta Tierra.

Preparen una receta tradicional comprando a productores cercanos, cocínenla en familia o con amigos y después pónganse a debatir, seguro llegan conclusiones y razonamientos de mayor peso y de gran ejemplo para los más pequeñ@s.

Espárragos finos del Somontano Oscense con adobo de latón de Rañín.

¡¡Salud y buen provecho¡¡

 

                     Cambiando el hábito de comer, cambiamos el mundo.

 

 

 

Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.

Translate »