El MAÍZ PALOMETERO EN ARAGÓN

El MAÍZ PALOMETERO EN ARAGÓN

El maíz es una gramínea originaria y domesticada por los pueblos indígenas en el centro de México hace diez mil años. Las palomitas de maíz, se preparan con una variedad especial de maíz, el Zea mays everta, esta variedad tiene la singularidad de que los granos explotan al calentarse. Las palomitas eran un alimento típico de los nativos amerindios y esta gramínea que llegó a Europa en el siglo XVII también estuvo presente en la tierra aragonesa.

 

Dentro de la gran diversidad de subespecies las que más proliferaron probablemente fueron las que se utilizaron para elaborar harina, bien para el consumo humano o animal. Con la harina de maíz se preparaban infinidad de elaboraciones, en algunas de ellas la harina era el ingrediente principal como el pan, los tortos, pantruques, pulientas, talo o farinetas y también se utilizó en ser un elemento secundario en otras preparaciones. Aunque seguramente quienes más disfrutaron de los granos de maíz fueron los pequeños elaborando las conocidas palomitas o saltarinas.

La adaptación a la que nos tiene acostumbrados la naturaleza cuando se realiza con el soporte del colectivo hace que el maíz se convierta en un auténtico tesoro, su vitalidad y cualidades se han diseminado por todo el planeta.

En Aragón he recogido unas muestras de maíz palometero, de saltar o saltarín de gran interés. Hace unos días mis amigos Rosi y Jacobo de Alcorisa compartieron conmigo una mazorca o panocha de la localidad de Abenfigo para disfrutar de esos sabores llenos de identidad y singularidad que nos regala el territorio rural.

El maíz no tuvo en Aragón el impacto, cultivo y consumo que desarrolló en otros territorios de la geografía española, pero si nos ha llegado una diversidad interesante de mazorcas o pinochas con distintos colores y tamaños como son las palometeras y el maíz para hacer harina que se dio en Teruel.

Una vez más el compromiso y trabajo de nuestros antepasados por conservar y mantener esta curiosidad alimentaria y la consiguiente adaptación a cada lugar de la geografía aragonesa nos deja una variada e interesantes muestras de maíz local que bien merecen un mínimo de atención por parte de los mortales. El maíz palometero amenizó tertulias y meriendas de mayores y niños y actualmente esta en grave peligro de desaparecer el cultivo y consumo por la indiferencia de la sociedad moderna que no presta atención a esta riqueza vegetal llena de matices y sabores inéditos que no se pueden encontrar en los comercios convencionales.

PALOMITAS O SALTARINAS

Ingredientes

  • Maíz de Abenfigo, 80 gr.
  • Aceite virgen extra variedad “Verdeña” de Bierge, 1 c.s.
  • Sal de Naval.

Elaboración

  1. Poner los granos de maíz en la sartén con una cucharada de aceite y la sal.
  2. Llevar la sartén al fuego con tapa, una vez se calienten los granos empezarán a explotar y abrirse, esperar hasta que todos los granos se abran.
  3. Emplatar y disfrutar.

Comentario

Bueno, bonito y barato. Un plato para disfrutar en casa con los niños, probablemente la mejor receta para hacer uso de los 5 sentidos.

El sabor de estas palomitas es extraordinariamente superior a las que se vende en los comercios. Un buen ejemplo para degustar y confirmar la diferencia entre palomitas con sabor a otras que no dicen nada en la boca.

Cambiando el hábito de comer, cambiamos el mundo.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Translate »