GARBANZOS DE IBDES CON CONGRIO SECO EN LA CIUDAD DE BÍLBILIS

GARBANZOS DE IBDES CON CONGRIO SECO EN LA CIUDAD DE BÍLBILIS

foto congrio Excelente ejemplar de Congrio secon

Homenaje a un ilustre Bilbilitano que paso mas de 30 años en la Roma de los primeros años de nuestra era. Marco Valerio Marcial uno de los más brillantes poetas satíricos de todos los tiempos.

Dos libros para conocer algunas de las elaboraciones a base de congrio que cuentan con más tradición y buen hacer. “Libro de Guisados” del Maestro Ruperto de Nola de mediados del siglo XV y la obra “Indice Culinario” del brillante Teodoro Bardají de principios del siglo XX.

 

 

 

 

 

 

GARBANZOS DE IBDES CON CONGRIO

Ingredientes
Garbanzos de Ibdes, 360 gr.
Congrio seco “La coruñesa”. 200 gr.
Cebolla morada de la Cooperativa la Sazón, 1 unid.
Huevo de Gallina del Sobrarbe, 1 unid.
Aceite virgen extra variedad Negral de Bierge ½ dl.
Sal de Naval.
Para la picada.
Almendra marcona de Ibdes, 12 unid.
Ajo morado de la Cooperativa la Sazón, 4 dientes.
Perejil 10 ramitas.

picada Picada de almendras, ajos y perejil.

Elaboración
1. Poner los garbanzos a remojo con agua caliente la noche anterior.
2. Cortar el congrio y meter en agua fría a remojar 6-8 horas.
3. Cambiar el agua a los garbanzos, poner agua caliente, añadir el congrio y la cebolla y poner a cocer en olla exprés entre 7-8 minutos.
4. Abrir la olla, retirar la cebolla y el congrio.
5. Cocer el huevo duro.
6. Cortar el congrio en trozos regulares y reservar.
7. Hacer la picada; freír las almendras en el aceite y una vez fritas retirar al mortero, hacer lo mismo con el ajo y las hojas de perejil. Picar bien todo junto, añadir unos garbanzos, majar todo bien e incorporar la picada a la olla.
8. Llevar a ebullición, poner el congrio de nuevo en la olla y rectificar sazonamiento.
9. Emplatar los garbanzos con el congrio y rallar un poco de huevo duro encima.
¡Buen provecho¡

garbanzo con congrio Garbanzos de Ibdes con congrio

Comentario
El congrio tuvo una gran importancia en tiempos pasados pues fue uno de los únicas piezas del mar que podía comerse en tierra adentro gracias a su sistema de conservación. Esta receta es un claro ejemplo de sencillez y pericia por buscar el autentico e inédito sabor de los productos con identidad.

Cambiando el hábito de comer, cambiamos el mundo.

No Comments

Post A Comment
Translate »