HABAS DE HUESCA

HABAS DE HUESCA

Las habas tienen su origen en Oriente Medio y el África Oriental. Es una de las leguminosas con más historia en la cuenca mediterránea, siendo los griegos y romanos los grandes consumidores y precursores de esta semilla de bellas flores blancas con pecas negras.

Semillas de habas.

El aumento del nivel de vida y la entrada de otros alimentos como la patata y el pimiento desplazaron su cultivo y consumo, aunque durante siglos se comieron en abundancia pues se les dio poderes y beneficios nutricionales importantes.

Se pueden comer de muy distintas maneras, las habas verdes de pequeño tamaño con la vaina, las habas verdes medianas desgranadas y las habas de gran tamaño desgranadas y peladas.

Vainas de habas.

Llama la atención la semilla en cuanto a la diversidad de tamaños y colores que presenta. Su carácter rústico y gran poder prolífico han hecho posible que estén presentes hoy a pesar de la mala prensa que han soportado especialmente en los últimos decenios.

Esta variedad de haba la recogí el año 2019 en la huerta -Alguardia baja- actualmente se denomina -termino Miquera- a orillas del río Isuela en Huesca. Manuel López Oliván natural de Igriés adquirió la semilla de un hortelano vecino en el año 1980 y lleva cultivándolas más de cuarenta años ininterrumpidamente.    Manuel López en su huerta de Huesca.

HABAS REHOGADAS

Ingredientes

  • Vainas pequeñas variedad “De Huesca” 800 gr.
  • Panceta curada o panceta fresca adobada, 200 gr.
  • Harina trigo variedad “Aragón 03”, una c. s.
  • Aceite virgen extra variedad “Verdeña, Negral y Alquezrana” de Bierge, 1/4
  • Sal de Naval.

Elaboración

  1. Cortar los extremos de las habas, lavar y escurrir.
  2. Poner una olla con agua sazonada a hervir. Escaldar las habas y dejar hervir 4-5 minutos, retirar, refrescar, escurrir bien y reservar.
  3. Cortar la panceta en tiras finas y poner a rehogar con un buen chorro de aceite. Incorporar las habas, la harina y mezclar. Añadir medio vaso de agua y dejar rehogar todo junto 5-6 minutos más.
  4. Emplatar.
  5. ¡¡Buen provecho¡¡

Habas rehogadas.

Comentario

Estamos ante un plato recurrente y cotidiano en las cocinas del territorio rural durante la primavera. Las habas cubrían un espacio culinario de dos meses antes de la llegada y esperada abundancia de la hortaliza de verano.

Platos que rememoran épocas de antaño, tristemente hoy en horas bajas pero de una talla culinaria de gran interés por los sabores inéditos y singulares que despiertan en el paladar.

 

                     Cambiando el hábito de comer, cambiamos el mundo.

 

 

Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.

Translate »