“VAINETAS”  DE FORTANETE

“VAINETAS”  DE FORTANETE

La localidad de Fortanete, pertenece a la comarca del Maestrazgo. Bosques, montañas agrestes, paisajes y naturaleza son uno de los reclamos de este bello lugar. Merece la pena tomarse muy en serio que está ocurriendo con la huerta en localidades donde la altitud supera los (1.300 m) para comprender la terrible erosión genética que está transcendiendo y la herencia que se va a dejar a las generaciones venideras en materia de alimentos y gastronomía local.

La huerta en esas condiciones de altura es escasa y en base a variedades de ciclo corto, si a esto le añadimos de qué manera se está pérdida el acervo cultural hortícola por la falta de relevo generacional podemos intuir la situación a la que está llegando en tan solo unas pocas décadas en muchas de las zonas rurales. Resulta paradójico ver como tantos pueblos,  a pesar de tener huertas centenarias quedan a merced del total abastecimiento de toda la verdura y hortaliza durante todo el año.

Semillas de judías amarillitas de Fortanete.

Las judías amarillitas son uno de esos monumentos que se pueden disfrutar con los cinco sentidos y está cayendo en el olvido por la falta de cultura hortícola de la sociedad moderna.

Esta variedad rústica, de secano y mata baja, hace una mata pequeña muy prolífica y de ciclo corto. Preferiblemente es apta para el consumo de las vainas frescas, las vainas más duras tiempo atrás se ensartaban con un hilo y se ponían a secar. En Fortanete a esta operación le llaman “Rosarios de tabillas”.

Las vainas son de sección redonda, color amarillo y algún tono verde claro. Al tacto parecen las vainas duras, pero al cocerse son muy tiernas y de textura carnosa. Es una judía muy interesante, aguanta bien la cocción y funciona muy bien en salteados con carne, en ensaladas o como guarnición.

Flores y vainas de la variedad, judías amarillitas de Fortanete.

En la actualidad se está trabajando en la introducción en los mercados locales de semillas tradicionales, pero es importante hacer una reflexión abierta, clara y madura; debemos evitar seguir mirando a la diversidad como un escollo por el menor margen de beneficio que reporta y en cambio mirar como una oportunidad para comprender más allá de nuestro pensamiento mental.

Es una responsabilidad mostrar el potencial, la singularidad, la exclusividad local y las cualidades organolépticas de las variedades tradicionales como una herramienta para contar historias inéditas y llenas de vivencias para nutrir no solo el bolsillo, sino además el conocimiento y la espiritualidad.

Vainas frescas de la variedad, judías amarillitas de Fortanete.

 SALTEADO DE VAINETAS CON TERNERA

Ingredientes

  • Judías variedad “Amarrilla de Fortanete”, 600 gr.
  • Ternera de 1 categoría, 800 gr.
  • Ajos, 2-3 unid.
  • Aceite virgen extra variedad “Verdeña, Negral y Alquezarana” de Bierge, 2 dl.
  • Sal de Naval.

Elaboración

  1. Limpiar las judías, lavar y cocer en agua hirviendo, entre 7-9 Cortar la cocción con agua fría, escurrir y reservar.
  2. Cortar la carne a trozos regulares, saltear en la sartén con aceite de oliva virgen durante uno o dos minutos. Pelar y laminar los ajos, añadir a la sartén e incorporar las judías escurridas, saltear todo junto durante 1 minuto más.
  3. Poner a punto de sal y emplatar.
  4. ¡¡Buen provecho¡¡

Comentario

La variedad de judía como la receta son dos claros ejemplos de las singularidades y matices complementarios que aportan el territorio rural. Una bella muestra para aquellos que amamos la vida y la sostenibilidad del planeta, donde podemos observar y sorprendernos de la diversidad y riqueza del patrimonio vegetal y gastronómico local.

Singularidades y diferencias de la gastronomía local, verdadero ejemplo de la riqueza del planeta tierra, muestra inequívoca de lo que ahora se conoce como “Gastronomía Sostenible”.

 

                     Cambiando el hábito de comer, cambiamos el mundo.

 

Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.

Translate »