DSCN3921

II EDICION FERIA DE TRUFA NEGRA EN QUINTANALARA

QUINTANALARA, CONSOLIDA LA FERIA DE LA TRUFA EN BURGOS

En la falda de la sierra de la Demanda, encontramos a Quintanalara, pequeña localidad de la Tierra de Lara, situada en la provincia de Burgos, a 27 km de la capital.

images

Las tierras de Quintanalara y pueblos colindantes combinan un clima continental con terrenos en la sierra que destacana por suelos calizos. En el monte proliferan las encinas, el árbol amigo de las trufas. Lo cierto es que con estas caracteristicas se podía preveer que la Trufa negra de invierno hiciera acto de presencia y asi paso durante la segunda mitad del siglo pasado.

La realidad de la cultura española entorno a este producto, hizo que no se despertara el interes y el conocimiento que este territorio tenía encuanto a la producción de trufa hasta bien entrado el siglo XXI. Todavía hoy siguen habiendo arriendos de montes en estos territorios de personas de otras zonas productoras como Soria y Huesca que en la campaña de trufa de invierno van a sacar el preciado hongo junto a los vecinos autoctonos.

El 2015, la localidad de Quintanalara organizo su primera edición de la Feria de Trufa Negra y en esta segunda edición parece asentarse esta cita con la Trufa en la provincia de Burgos.

Probablemente sera esta la zona más occidental de la Peninsula Iberica donde se pueda localizar la Trufa negra de invierno tuber melanosporum.

Este territorio que presume de tener como productos insignes a la morcilla de arroz, el lechazo de la raza Churra y el queso fresco les ha salido un excelente compañero de viaje para complementar la oferta gastronómica de la tierra de Burgos, la Trufa negra tuber melanosporum.

Información programa Feria Trufa;

IMG-20160118-WA0001

Resulta triste observar la codicia y avaricia del ser humano que una vez más a privado a las gentes de un territorio el conocer y disfrutar de este maravilloso e inédito condimento. Esta realidad no es una novedad pues ha venido sucediendo en todos los territorios productores hasta que la trufa casi desaparecio. Solo al final, cuando ya no quedaba ni rastro de la trufa, los pocos afortunados que sacaron todo el beneficio económico empezarón a desvelar lo que habian recogido de debajo de los montes comunales o fincas privadas.

Como reflexión, subrayar que solo la consciencia por el colectivo, por las cosas construidas para beneficio de la comunidad son eternas y sirven de ejemplo y vertebracion de los territorios.

Felicidades a las personas que estan activando la Feria de Trufa de Quintanalara y apuestan por desvelar el potencial económico y social de la trufa para este territorio.

 

CONOCIMIENTO Y UNIVERSALIDAD SON LA BASE PARA CONSTRUIR UNA VERDADERA CULTURA GASTRONOMICA.

Posted in MERCADOS, FERIAS, MUSEOS and tagged .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image