JUDÍA BLANCA DE MUNIESA

JUDÍA BLANCA DE MUNIESA

JUDÍA BLANCA DE SECANO EN MUNIESA

1 Felix Yus con un capazo de judías color de caña, otra variedad de judía de la localidad de Muniesa.

Felix Yus, natural de Muniesa me ha confesado que la tierra de este pueblo ofrece muchas posibilidades como la de poder cultivar judías sin apenas agua. La judía blanca de Muniesa es un excelente ejemplo de la capacidad de adaptación del reino vegetal.

Estamos frente a una semilla histórica que se produce en secano en las tierras de la comarca de las Cuencas Mineras. Esta judía con apenas 6-7 litros de agua realiza todo su ciclo vegetativo y ofrece un producto de inigualables características.

La judía en Muniesa ha significado mucho en épocas pasadas, rara era la casa que no cogía alrededor de 400 kg. Entre 15.000kg – 20.000kg se podían recoger en una campaña que luego se vendían a pueblos del entorno e incluso la gente la llevaba a la capital del Ebro para hacer negocio.

 

2-judia-blanca-de-muniesa Judía de secano de Muniesa

JUDÍA BLANCA DE MUNIESA APAÑADAS CON AZAFRÁN Y ACEITE

Ingredientes

  • Judía Blanca de Muniesa, 360 gr.
  • Ajo rojo de Sariñena, 1 cabeza.
  • Laurel, 1 hoja.
  • Aceite virgen extra variedad Alquezarana de Bierge, 1 d/l.
  • Azafrán de “AZAFRANES JILOCA” de Monreal del Campo, 30-35 hebras.
  • Sal de Naval.

5

Elaboración

  1. Dejar en remojo las judías en agua fría, 8 horas.
  2. Cambiar el agua y poner a cocer las judías con agua fría, ajo y laurel. Cuando arranque a hervir el agua, espumar y bajar el fuego. El tiempo de cocción será alrededor 50 minutos. Recomendable cortar la cocción dos o tres veces con un chorrito de agua fría para conseguir una correcta integridad del grano.
  3. Retirar el ajo y el laurel una vez cocidas las judías.
  4. Majar el azafrán en el mortero con una pizca de sal, añadir unas judías, majar junto al azafrán para ligar un poco las salsa después y desleír con un poco del caldo de la cocción.
  5. Incorporar la picada a las judías. Apañar con el aceite crudo y poner a punto de sal.
  6. Emplatar y comer.

4

Comentario

Esta inédita elaboración hace justicia por su tremenda sencillez y brillante resultado. Utilizando estos mismos ingredientes procedentes del lugar que muestro en la receta el resultado y el éxtasis están asegurados. No es de extrañar que así fuera pues en tiempos no muy lejanos comían judías día sí y otro también. Algo de suculento debería tener esta variedad para no cambiarla por otra y mantener su reconocimiento por la población de forma generalizada.

Judías, azafrán y aceite, 3 productos que bien seleccionados y sabiamente combinados ofrecen elaboraciones de primerísimo orden.

Cambiando el hábito de comer, cambiamos el mundo.

http://diariodeteruel.es/2016/12/07/teruel-tiene-mas-de-un-centenar-de-legumbres-y-hortalizas-autoctonas-que-apenas-se-cultivan/

 

No Comments

Post A Comment
Translate »