Judías de mantequilla de Maella

DIVERSIDAD ALIMENTARIA; “MUCHO MÁS QUE CULTURA”

EN ARAGÓN SOMOS POCOS, PERO NO POCO

Docenas de variedades diferentes, llenas de texturas, olores, sabores y adpatadas al territorio han sido desplazas por el único criterio de la especulación y de una opinión manipulada. Algunos tesoros de la huerta aragonesa que de no cambiar el modelo alimentario no quedará ni rastro.

  • Ajo blanco de Pomar de Cinca. Ajo suave de Pitarque. Ajo aromático de La Portellada.

ajo blanco de Pomar de Cinca

Ajo blanco de Pomar de Cinca.

  • Cebolla de Fuentes. Cebolla Zaragozana. Cebollas Porronas de Torres de Alcanadre. Cebolla blanca babosa de Huerta Barbereta de Huesca. Cebolla pequeña de Beceite. Cebolla lágrima de oro de Ateca. Cebolla roja de Gallur. Cebolla Torres del Obispo. Cebolla blanca de la Portellada. Cebolla roja de la Portellada.

  • Puerro de Beceite.

  • Zanahoria de Mas de las Matas. Zanahoria de Plan y Zanahoria morada de Pitarque.

  • Espárragos de Castillazuelo.

  • Escarola de cabello de Ángel de Barbastro. Escarola de la huerta de Oliván.

  • Achicoria de Tarazona.

  • Cardo sin pinchos de Huesca. Cardo blanco de Cadrete. Cardo rojo de Tauste. Apatusco de Gallur.

  • Lechuga Capuchina de Grumo de Hijar. Lechuga de verano de Fuendejalón. Lechuga Amarilla de Sádaba. Lechuga de Bureta. Lechuga Blanca de Abenozas. Lechuga moreneta de Ontiñena. Lenchuga de invierno de Maella. Lechuga de espiga de Cantavieja.

  • Borraja de Barbastro. Borraja de la huerta de Zaragoza. Borraja de Maella.

  • Col repicoteau de Caspe. Col chotera de Escucha.

Col repicoteau de Caspe

Col repicoteau de Caspe.

  • Coliflor de Cuaresma huerta Barbereta de Huesca. Coliflor dura de Hijar. Coliflor de Tauste.

  • Col de grumo de la huerta de Oliván.

  • Broquil blanco de Gallur. Broquil pellau de Vitorino de Huesca. Broquil hijau de Barbastro. Broquil hijau-pellau de Binefar.

  • Repollo morado de la Zaida.

  • Nabos de Mainar. Nabos de Yosa de Sobremonte.

buena 1

Nabos de Yosa de Sobremonte.

  • Acelga de viveros Olivan. Acelga amarilla de Caspe. Acelga de Sariñena.

  • Espinaca picuda de la Portellada. Espinaca larga de Caspe. Espinaca de pincho de La Portellada.

  • Sandia melona de Caspe. Sandia de Sesa.

  • Melón Bolero de Caspe. Melón de Invierno de Caspe. Melón de Torres de Berrellén.

  • Pepino corto de Andrés. Pepino de Labuerda. Pepino de Alcorisa. Pepino de la Fresneda.

Pepino de Labuerda

Pepino de Labuerda.

  • Cidra de Llert.

  • Calabaza de rabique del Somontano. Calabaza del conde de Caspe. Calabaza de Alma del Bajo Aragón.

  • Calabacín verde de Caspe. Calabacín blanco fino de Caspe. Calabacín de la montaña. Calabacín de guías de Mallén.

  • Garbanzos de Ibdes. Garbanzos de Betorz. Garbanzos de Sariñena. Garbanzos de Luco del Jiloca. Garbanzos de La Portellada. Garbanzos de Caspe. Garbanzos de Troncedo.

Garbanzo de La Portellada

Garbanzos de La Portellada.

  • Lentejas de Sin. Lentejas de Alquezar. Lentejas de Centenero.

  • Judía metrera. Judía de careta.

  • Judía del Pilar. Judía de Vayana Ancha de Araguas. Judía Colorada de Bernues. Judía de la cena del cura de Embún. Judías finas de Capella. Judía de Cordón de Fortanete. Judía seca de La Portellada. Judías de Mantequilla de Maella. Boliche de Vio. Judía Barrada roja de Tarazona. Judía Trapera de Vera del Moncayo. Judía del Gantxet de Beceite. Judía del Aumento de Caspe. Judía de la Manteca Amarilla del Maestrazgo. Judías pintas de La Hoya.

Judía del Sancho de Muniesa

Judía del Sancho de Muniesa.

  • Guisante de Fraga. Guisante de Llert. Guisante de Plan. Guisante de La Cerollera.

  • Bisalto de Loarre. Bisalto de Andrés de Huesca. Bisaltos de Maella. Bisalto de Beceite. Bisalto de Alcañiz.

  • Haba Negra de La Portellada. Fabetas de Alquezar. Haba de casa de Velilla de Cinca. Haba roja de Beceite. Haba del terreno de Plan. Habas de Fraga.

  • Pimiento largo de La Portellada. Pimiento morro de vaca de Quicena. Pimiento gordo de Caspe.

  • Tomate Mas de Ruiz de Alcorisa. Tomate Rosa de Huesca. Tomate Pitero de Caspe. Tomate Picudo de Ontiñena. Tomate cerecero aterciopelado de Pomar de Cinca. Tomate de conserva de Beceite. Tomate Zaragozano.

Tomate picudo de colgar de Ontiñena

Tomate picudo de colgar de Ontiñena.

  • Berenjena larga de Caspe.

  • Patata blanca de Ejulve. Patata roja de Pitarque. Patata de la Cañada de la Cañada de Benatanduz.

En los mercados actuales los productos se han estandarizado al extremo que uno puede comer el mismo tomate, cebolla o espárrago en lugares muy distintos del planeta. ¿Es esto desarrollo sostenible? ¿Es esto gastronomía? La gran pregunta a hacerse es saber donde queda la estacionalidad y la cultura del producto que comemos.

Todo este patrimonio alimentario que ha formado parte de la cultura de nuestros antepasados esta al borde de la desaparición. Es el momento de conocer que piensan y que hacen los responsables políticos, los responsables de educación, las escuelas de hostelería, los empresarios de hostelería, los cocineros, los miembros de la academía de Gastronomía y los consumidores en general.

CALABAZAS DE ALMA (3)

Calabaza de alma en la Comarca del Matarraña.

Para que lleguen cambios, hace falta ponerse en acción y tener claro cual debe ser el nuevo panorama de la producción, el nuevo modelo de cocina, el camino a tomar la gastronomía y el formato de cultura alimentaria a salvaguardar.

Aquellas personas que no tienen en cuenta en su desarrollo humano, profesional y económico la diversidad, es evidente que dificilmente pueden creer en un cambio real. Para ello es necesario comprender el verdadero significado de la sostenibilidad y la diversidad. Asistimos a un cambio de época y una época de cambios donde todo debe estar integrado, donde el soporte para hacer las cosas es el colectivo, donde no hay ganadores ni perdedores pues o todos ganan o todos pierden. El equilibrio en la tierra es una responsabilidad que concierne a todos, dentro de cada uno está la medida que tiene que dar, no se trata de comparar, a cada uno nos pertenece una cuota, no es ni mayor ni menor, es la que nos pertenece.

Merece una reflexión la forma en que se destina el dinero público a conservar, cuidar y mantener espacios públicos, monumentos, museos, centros de interpretación, etc… y por otro lado es testimonial la partida que se destina a proteger el patrimonio alimentario identitario que a la postre es el único que podemos disfrutar con los 5 sentidos y el único que puede ser parte activa de la vertebración de las zonas rurales. Algo debe cambiar si queremos recuperar una parte importante de la historia alimentaria tradicional, pues no solo se trata de contarla, se trata de vivirla y eso quiere decir comprarla, cocinarla y consumirla.

Cacahuete de Ballovar

Cacahuetes en Ballobar.

Es el momento de decir la verdad en la mesa, continuar así, no nos va a traer grandes momentos a nivel del colectivo de todos los seres humanos. Hay que pensar que el mejor momento está por llegar y ese será cuando con el soporte del alimento, la diversidad y la sostenibilidad todos los seres humanos de la tierra tengan acceso a la comida y que esta sea respetuosa con la Tierra.

¿Estamos dispuestos a cambiar? Yo ya lo he hecho.

                                                                           Cambiando el hábito de comer, cambiamos el mundo.

Posted in CULTURA ALIMENTARIA and tagged .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image