img_20150415_081716

LA ESCUELA DE HOSTELERÍA DE MIRALBUENO VISITA EL CITA.

El pasado día 22 de noviembre alumnos del departamento de Hostelería del Instituto de Miralbueno del 2º curso del Grado Superior “Gestión en Cocina” visitaron el CITA, “Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón”.

foto-alumnos-copia

Alumnos de 2 curso Grado Superior “Gestión en Cocina” I.E.S. MIralbueno de Zaragoza.

Señalar que es la primera vez que 20 alumnos de hostelería visitan el CITA, sería deseable que esta acción contribuya al acercamiento de este departamento con el de Educación para futuras colaboraciones y sinergias.

El CITA esta adscrito al Departamento de Innovación, Investigación y Universidad. Es un lugar que debería ser visita obligada para los futuros alumnos de hostelería por el material genético y diversidad vegetal que atesora. Es un referente a nivel nacional e internacional y es un punto clave para la innovación de los próximos años en la cocina. Es indudable que hay un mundo de texturas, sabores, aromas y colores diferentes por estudiar y que pueden contribuir a mejorar las cualidades organolépticas de los platos y aumentar la oferta culinaria actual.

Los alumnos pudieron descubrir y conocer el Banco de Germoplasma de Especies Hortícolas del centro (BGHZ-CITA) y también el Banco de Germoplasma de Frutales. Así mismo participaron en una cata de zanahorias y otra de azafrán.

cata

Alumnos atendiendo en la cata.

La investigadora Cristina Mallor responsable del Banco de Germoplasma de Especies Hortícolas del CITA recibió a los participantes y les mostró las instalaciones del banco que conserva aproximadamente 17.000 muestras de semillas pertenecientes a más de 300 especies. Mención especial merecen las 1.187 entradas de leguminosas, pertenecientes a 13 géneros y 29 especies.

laboratorio

Cristina Mallor dando una explicación a los alumnos.

Por otro lado la investigadora y miembro del Banco de Germoplasma de frutales del CITA, María Teresa Espiau ofreció una charla en la que puso de manifiesto la colección de frutales donde resaltó la muestra de 219 entradas de almendros, 594 de melocotoneros, las 106 entradas de cerezo de las cuales hay 24 ecotipos locales, 33 entradas de albaricoques, 19 entradas de ciruelos y 268 entradas de peral. Hizo especial atención a los frutales en peligro de extinción con una muestra muy interesante de la colección Aragonesa, 179 manzanos, 116 higueras, 103 perales, 61 ciruelos, 30 cerezos, 8 acerolo y 44 (almendros, granados, menbrilleros, …).

Un día para no olvidar y tomarse en serio la frase; “En Aragón somos pocos, pero no poco”.

Posted in VIAJES and tagged .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *