MONREAL DEL CAMPO “EL PUEBLO DE LAS TRES VERDADES”

MONREAL DEL CAMPO “EL PUEBLO DE LAS TRES VERDADES”

Hay tres cosas que sobresalen en el azafrán de Monreal del Campo; su color, su olor y su sabor. La temporada de la recolección del azafrán coincide con los primeros fríos y nieblas, dos elementos de interés para proteger la flor y evitar que se abra. La campaña se alarga entre 3 y 4 semanas entre el final de octubre y el mes de noviembre, son días intensos y duros de trabajo colectivo que han llegado a su fin un nuevo año.

La rosa del azafrán es tan atractiva como exigente, cuando florece no da tregua y los días parecen no tener fin, pues son días de coger, esbrinar y tostar el azafrán, no hay tiempo para otras cosas.

La producción de azafrán en el Jiloca es la más importante de todo Aragón, aunque no es ni de cerca la transcendencia que tuvo en esta tierra en épocas pasadas. Alrededor de 10 productores mantienen el cultivo del azafrán en la Comarca del Jiloca, una cifra muy baja a tenor de lo que representó desde el punto de vista cultural, social y económico en este territorio.

azafranesjiloca.com es la empresa familiar más grande y con mayor trayectoria en el Jiloca, representa la quinta generación. La bisabuela de José Ramón, llevaba entorno a 50 personas para recoger el azafrán durante la campaña. Esta familia todavía mantienen el bulbo de azafrán heredado de sus antepasados y mantienen la tradición y cultura que rodea a esta mágica planta.

Las características naturales de la Comarca del Jiloca, dotan al azafrán que allí se produce de una complejidad mayor, por lo que su color, olor y sabor lo hacen único y probablemente uno de los mejores azafranes del mundo.

Un lugar de visita obligada es el museo del azafrán inaugurado en marzo del año 1983, en el se puede conocer la transcendencia que tuvo el azafrán en la economía familiar de este territorio aragonés.

PATATAS AZAFRANERAS

Ingredientes

  • Patata variedad “Agria”, 1 kg
  • Ajo blanco de Binaced, 3dientes.
  • Laurel, media hoja.
  • Azafranes Jiloca de Monreal del Campo, 10-14 hebras.
  • Aceite virgen extra variedad Verdeña, Negral y Alquezarana de Bierge, 1/4 dl.
  • Sal de Naval.

Elaboración

  1. Pelar las patatas, lavar y cortar en trozos regulares del tamaño de media nuez.
  2. Poner a cocer con los ajos, el laurel y sal.
  3. Si el azafrán ha cogido humedad, secar un poco en la puerta del horno envuelto en papel de plata. Cuando están casi cocidas las patatas, añadir el azafrán deshecho con los dedos sobre las patatas. Terminar cocción 1-2 minutos más.
  4. las patatas azafraneras y cada comensal poner un chorro de aceite al gusto.
  5. ¡¡¡Buen provecho¡¡¡
  6. Otra opción es freír los ajos con el aceite, fuera del fuego incorporar el azafrán picado con los dedos al aceite y verter todo sobre las patatas. Dejar cocer 2-3 minutos todo junto y servir.

Comentario

Esta receta me la da María Jesús Lorente, un plato heredado de los antepasados. Cuando las personas regresaban de coger la flor, se sentaban en las casas para comenzar a “esbrinar” en Monreal del Campo o desbriznar. El tiempo todo era poco, por lo que la comida se hacía en la mesa de trabajo, se apartaban un poco y entonaban el estómago con unas patatas azafraneras acompañadas con un chorro de aceite al gusto.

Las patatas azafraneras eran parte consustancial de la jornada durante la campaña en los días de recolección, desbrizne y tostado del azafrán. El menú azafranero se conformaba con las patatas azafraneras, latas de sardinas en aceite y de postre manzana o uva.

                                                                   Cambiando el hábito de comer, cambiamos el mundo.

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Translate »