AZAFRÁN DE ESTAÑA  “UNA HISTORIA DE VERDAD”  

AZAFRÁN DE ESTAÑA  “UNA HISTORIA DE VERDAD”  

El escritor ruso, León Tolstói dijo; “No hay grandeza donde faltan la sencillez, la bondad y la verdad” y créanme ustedes, lo que voy a compartir es un acto que rezuma grandeza por los cuatro puntos cardinales.

La localidad de Estaña se encuentra en la Comarca Ribagorzana de la provincia de Huesca. Esta población se conoce de manera especial por el conjunto de lagunas de origen kárstico presentes en su término.

Una de las 3 lagunas de Estaña.

Desde hace poco más de una década, una especie vegetal que estuvo presente en estas tierras tiempo atrás a vuelto a tomar protagonismo y revitalizar el alma de este conjunto rural, “el azafrán”.

La tierra de Estaña, vista por un Telurólogo, es un territorio conectado con el mineral “Enstatita verde parduzca- Enstatite vert brunâtre”. Las cualidades vibratorias son la resistencia al esfuerzo, la resistencia moral. Cuando la dirección es potente en la piedra, esta impulsa a quienes la llevan en afinidad con ella, a militar por causas nobles, a comprometerse en movimientos humanitarios y a defender a los más desvalidos.

El 31 de octubre de 2021, volví a Estaña para ser nombrado junto a otros nominados, Caballero de la Cofradía del Azafrán d´Estaña. Ese día tuve la fortuna de vivir un acto lleno de simbolismos a la vez que fraternal por todos los cofrades y nombramientos que tuvieron lugar.

Me llevé recuerdos imborrables, pero les confieso que especialmente me cautivo el poder consciencializar la verdadera razón y causa noble, al comprender por qué estábamos reunidos allí.

Campo de azafrán en Estaña.

Que se cultivó azafrán en estas tierras, lo atestigua Manuel Benito en la publicación “El Montsec De L´Estall” en el deja estos datos sobre el azafrán; [La tendencia actual en secano es el monocultivo, a base de cebada, trigo, avena y centeno. Antaño, según noticias documentales, se sembraba también azafrán (Benabarre, Tolva) antes del siglo XIX. Este cultivo se extendió, en épocas bajomedievales, aunque de forma puntual y selectiva. Se comercializaba a través de un mercado que, al efecto, había en Barbastro. De allí se llevaba a Barcelona. Alcanzó un buen precio en Europa, pero la picaresca hizo que, muchas veces, se vendiera adulterado, por lo que el rechazo de los compradores no se hizo esperar. A partir del XVII, la regresión es continua y, a finales del XVIII, el último reducto altoaragonés, del azafrán, está ya en los Monegros.]

 Muy cerca de Estaña, la obra de José Antonio Adell y Celedonio García señalan en el libro del invierno de «Fiestas y tradiciones en el Alto Aragón» el uso del azafrán; [En Fonz el día de la Candelaria se hacía una gran hoguera en mitad de la plaza iniciando los días festivos. Los mozos saltaban sobre ella y saboreaban las tortas y el vino. El día del patrón los despertadores pasaban por las calles con faroles y en sus cantos de aurora invitaban al vecindario a participar en el Santo Rosario. Tras la misa, en la procesión, los quintos eran los encargados de portar la peana del Santo y preparar la ronda que pasaba por las casas recogiendo «cocas» finas con azafrán y azúcar.]

En la actualidad cultivar azafrán no presenta grandes dificultades, muchas personas lo pueden hacer, sin embargo construir una historia al lado de un cultivo que aglutine a todos y no deje a nadie fuera, solo está al alcance de aquellas personas que tienen una visión colectiva y humanista de la vida. La vida no es fácil, pero puede ser bella cuando se toman decisiones libres, reconociendo a todas las partes, construyendo una finalidad colectiva por encima de la finalidad individual.

Daniel Grau, recogiendo flores de azafrán.

El extraordinario trabajo de las personas que están transformando y recuperando el alma de esta localidad, es consecuencia de una decisión tomada por Daniel Grau años atrás. Consciencia, fe, compromiso y certezas son los verdaderos ingredientes que han permitido incluso que este escrito pueda ser una realidad. La llave para cambiar las cosas, va más allá de los ideales políticos y la realidad económica.

La “CONFRÉRIE DU CROCUS D´ESTAÑA” nació el año 2019, ese mismo año celebró su primer capítulo nombrado a los Caballeros Cofrades;

  • Nadine Barbottin, bloguer culinaire Mamscook.
  • Claude Calas, chef cuisine.
  • Iván Vilanova, jefe de cocina.
  • José Luis Porte, maestro chacinero.

El año 2021, celebró el segundo capítulo para nombrar Caballeros Cofrades a;

  • Christian Bonzi, promoteur inmobilier.
  • Fabienne Roussaly, chef d’enterprise.
  • Daniel González, chef de cuisine.
  • Juanjo Baró y Pili, maestros queseros.
  • Marie Pau, periodista.
  • Ramón Serrate, maestro heladero.
  • Angelines Briceño, maestra de mermeladas.
  • Ismael Ferrer, profesor de cocina.

Caballeras y caballeros Cofrades del Azafrán d´Estaña.

Un acto encomiable, desinteresado y lleno de sensibilidad. Un acontecimiento al que fui con toda humildad y como no sé ir sin llevar nada a los sitios, me lleve estas palabras para compartir con los presentes después de ser nombrado Caballero Cofrade del Azafrán de Estaña.

 

COFRADÍA DEL AZAFRÁN DE ESTAÑA                                          31- 10- 2021

 SEÑORES COFRADES: SEÑORAS Y SEÑORES:

Ser miembro de una cofradía es motivo de excelsa satisfacción y serlo de esta, es el mejor regalo que me podían hacer los cofrades de esta noble Cofradía del Azafrán de Estaña.

Estamos viviendo un tiempo de crisis y de pandemia. Donde los valores sobre los que se edificó nuestro mundo están desaparecidos y parece que no podemos ni sospechar la argamasa que va a hacer falta para fundar una sociedad donde todos tengamos un lugar. Escribía el sociólogo y filósofo polaco Zygmunt Bauman en su obra “Vidas desperdiciadas” [Claro es que la naturaleza está regida por sus leyes. Las leyes de la naturaleza no las han hecho los humanos, luego estos no pueden deshacerlas] o esta otra frase; [Los asuntos humanos no pueden abandonarse a su propia suerte]. Atisbo a comprender que estamos en tiempo de mirar más dentro que fuera, si realmente hay un compromiso por reordenar el caos y el mundo interesado que Reina para unos pocos y masacra a la inmensa mayoría.

Esta congregación tiene la potestad y la competencia para realizar las obras de beneficencia o piedad dirigidas a exaltar y edificar la obra a la que está encomendada y no es otra que la de elogiar la planta del Azafrán.

El término con que se designa a los miembros de una cofradía proviene del latín –cofrater- de cum, con y frater -hermano-. Debo decirles que hoy me siento aquí entre hermanos. El hecho de mi presencia hoy aquí, va más allá de una reunión entre hermanos, es una asamblea entre caballeros. Por ello me parecía que venir hoy aquí y no decir nada, se me antojaba poco caballeroso.

Esta noche, ustedes (hermanos-cofrades), quieren nombrarme “Caballero de la Cofradía del Azafrán de Estaña”, no pueden imaginar el honor que ello me produce y la satisfacción que me honra esta alabanza de ser “Caballero de honor”. Usaré una frase del admirado Miguel Servet; -Vale la pena defender las ideas que uno tiene cuando en consciencia uno cree que son justas- para mostrarles mi guía y la dirección de mis convicciones. El hombre siempre ha llevado las cosas de la naturaleza en el hombre, consciencializar y hacer elecciones. La vida son elecciones y si por elegir estar del lado de las acciones colectivas, de proteger y divulgar la cultura alimentaria, de investigar sobre la sabiduría de los hombres y mujeres del campo, de salvaguardar semillas que han dado de comer a generaciones de personas, etc,…les agradezco su llamamiento.

Un caballero representa los valores y las leyes universales, protección de la vida y de todo lo que puede hacer obstáculo a revelarla. Un caballero encarna una energía de protección, hoy con su nombramiento me disipan y me alejan las dudas si en algún momento de debilidad han estado presentes en mí. Esta investidura fortalece mis principios, nutre mi corazón y me da aliento para seguir fiel a mis compromisos y responsabilidades en esta vida.

La puerta que abrió Daniel Grau hace una década en Estaña, es una acción de consciencia, es un acto y una elección por vivir la vida en alegría y no en la tristeza. Es una decisión por crear algo que va más allá del poder, del materialismo, del ego, es una obra por y para el colectivo, Este bello ejemplo, está devolviendo la vida en un lugar que hubo antes vida. Recuperar la vida mineral, por la acción de trabajar la tierra, recobrar la vida vegetal cultivando especies de consumo y sosteniendo el bosque, restablecer la vida animal devolviendo a los animales su espacio en el territorio y de rescatar el flujo sanguíneo y el pulso de nuevos corazones en este idílico sitio.

Daniel renunció a cosas y renunciar es abrirse a todo. La vida es generosa, lo ha sido con él y con todos los que estamos hoy aquí. Gracias, amigo, gracias cofrade, gracias, caballero. Mi pequeña y humilde cita que dediqué en mi libro “Monumentos del Reino Vegetal del Pirineo Central” sobre el azafrán de Estaña, es una gota, en el mar de esperanza que estás abriendo en esta extraordinaria localidad rural, llamada “Estaña”.

¡¡Buenas noches y buena suerte¡¡

Ismael Ferrer Pérez

 

Rosa de azafrán en Estaña.

Cambiando el hábito de comer, cambiamos el mundo.

 

 

 

Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.

Translate »