LÚSERA, “EL DESPERTAR DE SABORES CON IDENTIDAD”

LÚSERA, “EL DESPERTAR DE SABORES CON IDENTIDAD”

La localidad de Lúsera situada a 1.035 metros de altitud y dentro del Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara quedó abandonada en la década de los años 60 del siglo XX.

Lúsera, vuelve a recuperar el aliento y la vitalidad por el buen hacer y compromiso de un proyecto asentado en Ainsa. Ricardo Buil, un emprendedor Sobrarbés inicio el proyecto carnísima.com en el 2014, una propuesta para apoyar a los productores locales y ofrecer el mejor alimento sin intermediarios, al mejor precio, desarrollando prácticas agroganaderas sostenibles y respetuosas con los animales y con la naturaleza.

En el año 2016, Ricardo apuesta por una original iniciativa en este bello paraje de Guara, despertar Lúsera con gestos, pensamientos, acciones y trabajo para sacar del abandono Lúsera y las tierras de labor que alimentaron a la población siglos atrás.

El campo abandonado por acción de los animales está recuperando su esplendor y poniendo en orden a arbustos y matorrales, las manos de Adrián y Miguel están limpiando la huerta y cultivando hortalizas y legumbres autóctonas. Las variedades locales toman protagonismo y espacio en este proyecto que aúna compromiso, responsabilidad, sostenibilidad a la vez que contribuye a vertebrar un lugar de gran valor ecológico.

Porque solo la verdad suena bien y solo la verdad sabe bien, les vaticino un éxito rotundo.

CAPRICHOS DE JUDÍA VERDEÑA DESGRANADERA CON CALABAZA RABIQUÉ

Ingredientes

  • Judías verdeña desgranadera de Lúsera, 630 gr.
  • Calabaza rabiqué de Lúsera, 630 gr.
  • Cebolla blanca de La Portellada, 320 gr
  • Pan rallado o copos de avena, 150 gr.
  • Aceite de oliva virgen extra variedad Alquezarana, Verdeña y Negral de Bierge, 2 dl.
  • Especias, comino y pimienta negra.
  • Sal de Naval, una pizca.
  • Escarola de Huerta Barbereta de Huesca, 1 unid.
  • Aceitunas negra de Encurtidos Molina de Caspe, 2 docenas.

Elaboración

  1. Desgranar las vainas de judías y reservar.

  2. Limpiar la calabaza, cortar en mirepoix y reservar.

  3. Pelar la cebolla y reservar.

  4. Poner a triturar en el vaso del termomix el aceite junto con la calabaza y la cebolla.

  5. Incorporar las especias, la sal y a continuación las judías desgranaderas poco a poco, seguir triturando hasta obtener una masa bien homogeneizada.

  6. Poner la masa en un bol, añadir el pan rallado o los copos de avena y mezclar bien.

  7. Dejar reposar entre una y dos horas la masa.

  8. Escudillar la masa sobre papel de horno y cocer entre  180 º C y 200 º C sobre unos 25 minutos. Sacar de horno y dejar enfriar.

  9. Acompañar con un bouquet de escarola y unas aceitunas.

  10. ¡¡Buen provecho¡¡

Comentario

Curiosa elaboración que permite disfrutar del verdadero sabor de cada ingrediente en una combinación inédita. Un plato para degustar y disfrutar.

Con el deseo que la receta sirva para incentivar esta elaboración en base a la identidad de estos ingredientes, solo así comprenderán el sentido y valor que tiene la identidad y el territorio en el plato.

                                                       Cambiando el hábito de comer, cambiamos el mundo.

No Comments

Post A Comment
Translate »